Prueba de larga duración del Seat Leon Xperience 1.8 TSi 180cv 4Drive DSG

El León Xperience es hasta la llegada del nuevo Ateca, el vehiculo más campero de la marca de Martorell, un modelo que toma de base la carrocería familiar del León y le añade unas protecciones a la carrocería, suspensión realzada y algunos detalles de diseño interior y exterior, el resultado es un coche atractivo y muy pintón.

El motor que equipa nuestra versión de pruebas es el más deportivo de la gama Xperience, incluso más que el Tdi 184 cv, que aunque tenga cuatro caballos más no nos entrega las mismas sensaciones de dinamismo y potencia.

Este motor es un viejo conocido del grupo VAG, con inyección directa y turbo, los 1,8 litros de sus motor de cuatro cilindros ahora entregan 180 caballos, en lugar de los 160 que entregaban hasta hace poco, esta diferencia es la que le convierte en un auténtico bólido, a pesar de su mal escalado cambio automático.

El cambio de marchas es automático de doble embrague de 6 relaciones, que tiene un defecto, el salto entre segunda y tercera es muy grande, por lo que en reducciones sobretodo da un tirón y revoluciona mucho el propulsor, el resto de marchas, tanto en modo normal (D) como en Sport (S) van de maravilla.

El consumo sube por la presencia del cambio automático, situándose en nuestro largo test en unos regulares 9 litros.

Las prestaciones del motor son sobresalientes y unidas a la tracción toral 4Drive, con una punta de 224 km/h y unos impresionantes 7,2 segundos en pasar de 0 a 100 Km/h.

Lo que más impresiona son sus recuperaciones, pudiendo realizar adelantamientos en un abrir y cerrar de ojos.

Los frenos destacan por su gran potencia, por otro lado imprescindibles vistas las prestaciones del aparato. La dirección sobresale por su precisión, como es habitual en Seat.

Nuestra prueba duró 10 días, en los que nos nevó 9, pasamos puertos de montaña como el Cantó, la collada de Clará, la Bonaigua, Portillón y Azet e hicimos entorno a 1.200 kilómetros, de los cuales 200 sobre nieve. El coche con la tracción total 4Drive y los neumáticos de Invierno, ni se inmutó en ninguna situación, incluso saliendo de estacionamientos con 40 centímetros de nieve fresca detrás del coche.

El comportamiento del Xperience es totalmente equiparable al del León de 5 puertas, muy eficaz, incluso deportivo, además ayudado por el sistema de tracción 4x4 automático, el paso por curva y la salida de estas es brutal.

En conducción al ataque el ritmo puede ser infernal, encadenando curvas y rectas a ritmos imposibles para la mayoría de coches, en ningún caso da la impresión de llevar la versión todo camino del león.

En ciudad ser un derivado de compacto es bueno, su anchura (1,81 metros) y su longitud (4,54 metros) le permiten callejear con cierta soltura y encontrar estacionamientos de su tamaño, en cambio la mala visibilidad trasera, le penalizan.

En autopista parece que vayamos a mandos de un modelo de segmento superior, es un excelente viajante, con una buena suspensión que absorbe las irregularidades del asfalto y un perfecto guiado.

En conducción Off-Road los límites de altura al suelo y sobretodo la suspensión dura, no animan a subir el ritmo, aunque por capacidades puede llegar tan lejos como los mejores SUV.

El interior heredado completamente del León, excepto por algunos detalles de color marrón y el cartelito de 4drive, es algo sobrio, pero muy ordenado y de calidad.

El salpicadero tiene unas formas simples y una disposición muy lógica de todos los botones. Nuestra unidad de pruebas llevaba el sistema multimedia básico de la marca, con navegador de buen funcionamiento y un equipo de audio de excelente sonido.

La climatización es bizona y tiene un funcionamiento eficaz y rápido, tanto delante como detrás, dónde hay una salida de aire central.

Los asientos delanteros son muy deportivos, con un elevado confort a la par de una sujeción total de nuestra espalda, perfecto para nuestras escapadas a carreteras viradas, para ver ese precioso lago del final del camino.

Detrás tenemos tres plazas que a la práctica son dos, ya que la plaza central es algo dura y molesta el túnel central a la hora de poner los pies, por anchura, espacio para las piernas y altura no hay problema, el acceso es algo menos amplio.

Con 587 litros de maletero y una gran boca de carga, el espacio de almacenaje es excelente en comparación con el tamaño del coche.

Valoración Final

Es un coche genial corre como un demonio, es divertido y seguro de conducir, gasta algo de gasolina, pero nos ha encantado, para subir a la nieve es una garantía y es de los pocos automóviles que dan ganas de conducirlo, sin ser puramente un deportivo. Su precio de 29.000 euros es otro de los factores que lo hacen un excelente compañero de viaje.

 

Related items

Probamos el Nissan Leaf 40Kw

Nissan sin duda lidera la carrera eléctrica dentro del mundo de la Automoción, por mucho que otras marcas hablen mucho, los Japoneses llevan una década con un coche en el mercado, que es una fuente de información impagable.

SEAT desvela el nuevo Tarraco, su nuevo y ambicioso modelo

El nuevo SEAT Tarraco ya está aquí. Debe su nombre a la ciudad mediterránea de Tarragona, un centro histórico y cultural que alberga impresionantes obras arquitectónicas y que goza de un espíritu joven y aventurero. Tarraco fue el nombre elegido por votación popular por los más de 140.000 entusiastas que participaron en la fase final de la iniciativa #SEATbuscaNombre.

Probamos la Peugeot Traveller 4x4 Dangel

Las versiones con tracción total de las Furgonetas ya hace tiempo que llegaron al mercado, pero estas cada vez son más lujosas y vienen a cubrir el hueco que poco a poco van dejando los monovolumenes grandes, que tristemente están en vías de extinción.

Probamos el Skoda Karoq 1.0 TSI 115 CV DSG

La entrada de Skoda en el segmento de los SUV ha sido de todo menos tímida, cierto es que el Yeti fue su primera toma de contacto, pero ahora con el Karoq y el Kodiaq, sus armas están a la altura de los mejores.

Probamos el Skoda Spaceback Montecarlo 1.0 TSI DSG

El compacto de Skoda que hoy pasa por nuestras manos es de los modelos que ofrecen más confort y espacio del mercado, pero en cambio no tiene su merecido espacio en las listas de ventas.

Probamos el Opel Insignia GSI 4x4 Aut8 260 cv

 

Opel ha hecho renacer las siglas míticas GSI y además lo ha hecho en un coche que sin duda es digno de ellas.

Probamos el Toyota Yaris Hybrid

 Hoy probamos un auténtico outsider, el único vehículo urbano híbrido desde la desaparición del Honda Jazz.

Probamos el Seat Alhambra TDi 184 DSG

El Alhambra, junto con su gemelo de Volkswagen, el Sharan, son según nuestra humilde opinión los monovolúmenes grandes más equilibrados de la actualidad, con una gama de motores y posibilidades de equipamiento muy amplias y un comportamiento y facilidad de conducción muy por encima de la competencia.

Megabanner Inferior