Probamos la Brixton BX125

Brixton es una nueva marca que llega a nuestro mercado, un fabricante con raíces Austríacas y fabricación asiática.

En los últimos años han aparecido muchas mini Bonneville de 125 centímetros cúbicos, una mezcla de diseño retro y tecnología moderna. Todas montan motores de inyección refrigerados por aire, caja de cambios de cinco velocidades y bastidor de acero tubular. La diferencia entre unas y otras marcas es la calidad de acabados y es dónde Brixton sobresale. También ahora con la normativa Euro4 todas montarán frenada combinada, que mejora la detención y la seguridad.

Brixton es una marca de la firma austríaca KSR, que también fabrica las motos de su mismo nombre y ha renacido las Lambretta.

La Brixton tiene una personalidad propia con un depósito de combustible parecido a la Harley Sportster, bastidor negro, toques cromados, llantas de radios y una imagen clásica. El detalle más moderno lo tiene en el faro con luz de día de leds.

La instrumentación se limita a un pequeño cuenta revoluciones que incorpora un velocímetro y un indicador de nivel de combustible diminuto.

Todo se ve bastante robusto, bien ensamblado y da imagen de ser una moto bien acabada.

En movimiento su motor de 11, 2 caballos (8,4 Kw) no ofrece unas prestaciones estratosféricas ni mucho menos, pero si es muy válido para pasear, recorridos urbanos y pequeñas excursiones. Su gran virtud son las marchas cortas que aprovechan la fuerza del motor en la zona media.

El sonido del escape, tirando a ronco, da la impresión de llevar una moto de mayor cilindrada.

El funcionamiento de la moto es suave y sin muchas vibraciones, el cambio también destaca por sus buenas transmisiones entre marchas y logrado escalado.

Nuestra unidad de pruebas no contaba con muchos kilómetros por lo que los frenos no tenían el mordiente que deberían tener con un poco más de camino recorrido.

Aunque el pequeño cuentarrevoluciones llega hasta los optimistas 16,000rpm la Brixton no pasa de 10-11,000.

Las suspensiones son cómodas pero al mismo tiempo dan seguridad en zonas de curvas. Las horquillas no son ajustables y los dos amortiguadores traseros sólo en precarga.

El consumo es irrisorio, entre 3 y 4 litros a los 100 kilómetros.

La velocidad máxima ronda los 100 Km/h, suficiente para carretera y rondas de las ciudades.

Valoración Final

La Brixton es una nueva marca que llega con el respaldo de una grupo europeo cómo es el KSR, la calidad del producto es buena y los 2.399 euros que piden por ella no nos parecen nada descabellados.

Related items

Probamos el Seat Ateca 1.4 TSI 150 CV 4drive

A algunos les parecerá un sacrilegio un todo terreno con motor gasolina, pero los que vamos habitualmente a la nieve sabemos que la gasolina es el mejor aliado contra el frío, ya que el diesel se congela. Además este Ateca Tsi de 150 caballos consigue prestaciones muy respetables con un consumo de carburante excelente.

Probamos el Bentley Mulsanne EWB

Hac unos días, Cars Gallery concesionario Bentley en Barcelona, nos ofreció la posibilidad de probar un coche muy exclusivo, la versión larga del Bentley Mulsane, un coche de los que máximo se venden 2 unidades al año en nuestro país.

Probamos el Opel Astra 1.6 CDTI 136 CV

Aunque ya habíamos probado la última generación del Opel Astra en su versión de gasolina, teníamos ganas de coger el volante de su versión diesel, sin duda la más vendida y deseada.

Probamos la BMW R nineT Urban G/S

Hoy probamos una moto que reconozco que me enamoró desde el primer segundo de verla, se trata de la BMW NineT Urban GS, una moto básica con aspecto retro.

Probamos el Nissan Micra 1.5 dCi 90 CV

Hoy pasa por nuestras manos la nueva generación del urbano japonés más conocido, el Micra, un coche que en su última generación se ha reinventado para volver a ser el superventas de antaño.

Probamos el Daelim S3 125Fi ABS

Daelim con la llegada de la norma Euro4 ha equipado a su S3 125 FI con un sistema de ABS firmado por Bosch.

Probamos la Daelim Steezer 125 S

 Daelim ya hace muchos años que rueda por nuestras calles, su primer éxito fue el bonito NS125, que se vendió mucho en nuestro país, era un scooter deportivo, con un buen comportamiento para la época y un precio muy bajo, el Steezer 125 S es sin duda su mejor sucesor, ya que cumple con todas las premisas del NS125 a la que añade una mejor calidad y un motor bastante prestacional.

Probamos la BMW K 1600 GTL

La BMW K 1600 es una de las motos más grandes que han pasado por nuestras manos, auténtica reina del segmento del gran turismo.

Megabanner Inferior