[quads id=5]

Bottas gana en Rusia

Bottas gana en Rusia

La sanción a Hamilton da el triunfo a su compañero de equipo, que gana por delante de Verstappen y Hamilton.

Valtteri Bottas agradeció las facilidades para sumar en Sochi su segunda victoria del año, con el bonus de la vuelta rápida (1:37.030). Fue una carrera anodina en este circuito semiurbano, donde sólo una doble sanción a Lewis Hamilton trastocó el orden establecido. Tras aguantar el tipo en la salida, partiendo desde esa ‘pole’ tan propicia a los rebufos, el británico recibió una tremenda bofetada en forma de doble castigo por unas maniobras previas a la carrera. El tercer puesto del podio, por detrás de Max Verstappen, le permite al menos mantener 44 puntos de ventaja en la tabla del Mundial.

Mucho menos productivo resultó el domingo para Carlos Sainz, fuera de circulación en la primera vuelta tras un fallo en la curva 2. Nada más perder la línea, el madrileño quiso evitar a los coches que venían por detrás, pero al reincorporarse reventó la parte delantera de su monoplaza contra uno de los muros protectores. McLaren tampoco pudo desquitarse con Lando Norris, relegado desde la primera vuelta y decimoquinto en la meta.

Por paradojas de este deporte, la carrera se resolvió casi media hora antes de que se apagara el semáforo rojo. En ese momento, Hamilton ensayaba sus simulacros de salida de forma totalmente irregular. Los comisarios anotaron el incidente y deliberaron durante un buen rato antes de comunicar su castigo, que en realidad era doble. Dos sanciones de cinco segundos que debería cumplir durante su paso para cambiar los neumáticos.

Tras revisar las imágenes de vídeo, los comisarios habían descubierto que el británico había realizado esas maniobras en la salida de boxes y no al final de la misma, violando los artículos 19.1 y 36.1 del reglamento. Según esos textos debería haber acelerado al comienzo del ‘pit-lane’, donde siempre es obligatorio abrir gas. El castigo suponía además 10 puntos en la superlicencia, a sólo dos del límite, que le obligaría a perderse una carrera.

Por detrás Sergio Pérez con un cuarto puesto dejaba claro su candidatura a un asiento para el año que viene.

Le siguió un gran Ricciardo con el Renault.