[quads id=5]

Cómo funcionan los sistema de dirección en las cuatro ruedas.

Cómo funcionan los sistema de dirección en las cuatro ruedas.

La dirección en las cuatro ruedas (4WS), es utilizada por los fabricantes de automóviles en diferentes modelos orientados al rendimiento y vehículos de alta gama. Este sistema permite que las cuatro ruedas de un coche giren en el mismo sentido o en sentido contrario al mismo tiempo. El sistema de dirección tradicional permite girar sólo las ruedas delanteras de los vehículos, mientras que las traseras permanecen bloqueadas.

Los automóviles con dirección en las cuatro ruedas requieren menos espacio para girar en comparación con los automóviles tradicionales que tienen un sistema de dirección en dos ruedas. La tecnología de dirección en las cuatro ruedas permite un mayor tiempo de respuesta de la dirección del vehículo y lo mantiene estable a altas velocidades, además aumenta la duración de los neumáticos-

Con este sistema las cuatro ruedas pueden girar en tándem o en dirección opuesta para aumentar la agilidad del automóvil tanto a altas como a bajas velocidades.

Hay dos tipos de sistemas de dirección en las cuatro ruedas en los automóviles.

DIRECCIÓN PASIVA EN LAS CUATRO RUEDAS
En el sistema de dirección pasiva en las cuatro ruedas, las ruedas traseras están conectadas mecánicamente a las ruedas delanteras. Esto significa que las ruedas delanteras y traseras giran juntas pero en un ángulo menor. El objetivo principal de este sistema es mejorar la estabilidad y la maniobrabilidad cuando el coche circula a altas velocidades.

A velocidades más bajas, las ruedas traseras giran ligeramente en la dirección opuesta a las ruedas delanteras cuando el vehículo gira. Esto reduce el radio de giro del vehículo y mejora su maniobrabilidad. El sistema de dirección pasiva en las cuatro ruedas no utiliza sensores.

DIRECCIÓN ACTIVA EN LAS CUATRO RUEDAS
El sistema activo de dirección en las cuatro ruedas utiliza sensores para monitorear diferentes factores, incluida la velocidad del vehículo y el ángulo de dirección, entre otros.

La dirección activa a las cuatro ruedas utiliza sistemas electrónicos o hidráulicos para controlar el movimiento de las ruedas traseras independientemente de las ruedas delanteras. Esto permite que las ruedas traseras giren en la misma dirección que las ruedas delanteras, lo que ayuda a que el vehículo tenga una agilidad y maniobrabilidad mayores en los giros a velocidades más bajas.

Por otro lado, cuando el coche circula a mayor velocidad, las ruedas traseras giran en sentido contrario a las delanteras para mejorar la estabilidad y cambiar de carril de forma segura.

El funcionamiento de la dirección a las cuatro ruedas se basa en tres fases.

  • FASE NEGATIVA
    Tanto las ruedas delanteras como las traseras se mueven en diferentes direcciones en la fase negativa. Como ambos ejes se mueven en direcciones opuestas, el radio de curvatura se reduce al girar. Esto resulta útil a la hora de callejear y estacionar.
  • FASE NEUTRA
    En esta fase, sólo las ruedas delanteras giran hacia la derecha o hacia la izquierda y la rueda trasera permanece recta o neutral. Se usa a velocidades medias.
  • FASE POSITIVA
    Las ruedas traseras y delanteras se mueven en la misma dirección en fase positiva. Este movimiento del eje delantero y trasero ayuda a un vehículo 4WS a cambiar de carril fácilmente cuando se conduce por carreteras. Esta fase generalmente se aplica a mayor velocidad del vehículo para una mejor respuesta.

BENEFICIOS DE LA DIRECCIÓN EN LAS CUATRO RUEDAS

  • MEJOR MANIOBRABILIDAD
    Los sistemas de dirección en las cuatro ruedas tienen la capacidad de reducir el radio de giro del vehículo. Esto facilita la conducción del automóvil en espacios reducidos, como estacionamientos o entornos urbanos. Las ruedas traseras giran en dirección opuesta a las delanteras, lo que mejora la agilidad y hace que aparcar y girar en U sea más cómodo.
  • ESTABILIDAD MEJORADA
    La dirección en las cuatro ruedas da como resultado una mayor estabilidad durante la conducción a alta velocidad. Las ruedas traseras giran ligeramente en dirección opuesta a las ruedas delanteras, lo que proporciona una mejor estabilidad y control al cambiar de carril o tomar curvas. En pocas palabras, esto reduce el riesgo de sobreviraje y mejora la dinámica general del vehículo.
  • MAYOR CONTROL DEL VOLANTE
    El sistema de dirección en las cuatro ruedas o sistema de dirección cuádruple mejora las capacidades de control del automóvil ajustando activamente el ángulo de las ruedas traseras. Esto da como resultado una respuesta más rápida a los movimientos de la dirección, más precisión y agilidad al conducir. Se puede notar especialmente durante la conducción a alta velocidad o al maniobrar en carreteras en condiciones difíciles.
  • MEJORAS DE SEGURIDAD
    La dirección en las cuatro ruedas aumenta la estabilidad, la agilidad y la maniobrabilidad del vehículo. El sistema reduce el riesgo de accidentes proporcionando un mejor control en situaciones de emergencia, como cambios bruscos de carril o maniobras difíciles.