[quads id=5]

Convierten un Renault Master en un Soundtruck

Convierten un Renault Master en un Soundtruck

Superar los límites de la personalización de un vehículo comercial transformando una unidad de Master en un « soundtruck », un estudio de grabación profesional móvil. Este es el reto al que se ha enfrentado Renault y sus colaboradores en el marco del programa  Give Me 5 . ¿El objetivo? Crear un trampolín itinerante de rap para jóvenes talentos destinado a poner la producción musical al alcance del mayor número posible de personas. A continuación hacemos un repaso de las etapas y los retos de la creación de esta herramienta única con los principales protagonistas del proyecto.

Cada pasión tiene su propio oficio, y para cada oficio existe un vehículo ideal. La creación musical no es una excepción, como demuestra el «soundtruck» de Renault. Este estudio rodante ha rodado durante esta primavera permitiendo grabar a cinco talentosos artistas en condiciones profesionales. Para desarrollar este vehículo, tomando Master como base, Renault trabajó con dos socios especializados en arquitectura sonora y carrocería: Red House y Pro Car. Se trataba de una transformación sin precedentes que presentaba numerosos retos. Este «soundtruck» es un nuevo símbolo de la innovación y la experiencia de Renault en la personalización de vehículos comerciales ligeros.

UNA AVENTURA MUSICAL REPLETA DE RETOS

De esta forma, los equipos de vehículos comerciales, diseño y marketing de Renault unieron sus fuerzas para poner su talento al servicio de los demás. Y para pasar de una unidad de Renault Master “normal” en un auténtico estudio de grabación móvil primero era necesario tener una visión clara de las necesidades y los requisitos.

Convierten un Renault Master en un Soundtruck

» Teníamos muchos requisitos a la hora de construir este vehículo. Tenía que contener un estudio de grabación profesional, a pesar de menos de 3,5 toneladas para poder conducirlo con un permiso B, estar construido con materiales sostenibles y, sobre todo, respetar el ADN de la marca «, explica Annejela Royoux, responsable de alianzas de imagen y patrocinio en Renault.

Estas exigencias se traducen en la necesidad de garantizar un aislamiento acústico óptimo, respetando al mismo tiempo las limitaciones de peso y de tamaño del vehículo. Para ello, además de su experiencia en la transformación de vehículos comerciales para responder a necesidades específicas, Renault se ha apoyado en empresas especializadas. Red House, experto en arquitectura sonora, aportó todos sus conocimientos para diseñar la acústica del estudio de grabación, mientras que Pro Car aportó sus conocimientos sobre la carrocería del vehículo.

LA RELACIÓN ENTRE PESO Y SONIDO

El primer reto era la paradoja entre el peso y el sonido del vehículo, como explica Olivier Guerry, jefe carrocero de Pro Car: » La acústica se consigue dando inercia a los materiales, y eso requiere añadir peso. Pero como estamos trabajando en un vehículo comercial que tiene que circular con un permiso B, es decir, marcar un máximo de 3.5 toneladas, tenemos que ser capaces de controlar su peso «.

Lucas Medus, fundador y director artístico de Red House, insiste en que el peso del vehículo se cuida constantemente en cada etapa de la transformación: » El peso se comprueba en cada fase del proyecto, ya sea durante los trabajos de aislamiento, el tratamiento acústico o los acabados y el mobiliario. Hemos tenido mucho cuidado de no añadir ni 1 gramo innecesario «.

Esta cuestión llevó a los equipos a hacer infinidad de cálculos y comprobaciones, pero también a hacer malabarismos con la selección de los materiales que formarían y equiparían el «soundtruck». » Todo lo que entraba en el vehículo se pesaba y se estudiaba para no sobrepasar este límite de peso «, subraya Julien Ravary, acústico asociado y diseñador de estudio en Red House. También hace un énfasis en la selección sostenible de los materiales: » Seleccionamos los materiales en función de su rigidez y peso, y estudiamos cómo adaptarlos a nuestras necesidades. Elegimos materiales aislantes respetuosos con el medio ambiente para evitar el uso de lana de roca o de vidrio.El resto es principalmente madera «.

CONDUCIR, CANTAR Y GRABAR… SIN SUBIR EL VOLUMEN

A la limitación de peso se añade la del espacio, lo que convierte esta transformación en un auténtico retoque. Estamos hablando de crear un auténtico estudio de grabación profesional dentro de los 9 m 3  de espacio de carga que ofrece esta unidad de Master. Además, se debían crear dos espacios diferentes, sin incluir la cabina del conductor, para mantener separados al cantante y la sala de control. “Fue necesaria mucha adaptación y conocimientos técnicos para integrar todo lo que queríamos dentro de las limitaciones del vehículo. Para aislar la voz de los demás elementos, el camión está dividido en dos, con el ingeniero de sonido y el ordenador a un lado, y el amplificador de voz al otro, que aísla la voz correctamente”, señala Lucas. 

DISEÑADO Y CONSTRUIDO A MEDIDA

Todos estos retos técnicos implicaron a diversos equipos. Solamente en la empresa Pro Car participaron 20 personas en el proyecto, incluyendo carpinteros metálicos, carroceros, pintores, artistas plásticos, instaladores, acabadores y electricistas. Y todo en un tiempo récord: aunque habitualmente el tiempo necesario para un proyecto de transformación de este tipo oscila entre 6 meses y 1 año, los equipos consiguieron hacerlo en menos de 6 meses.

Las propuestas ergonómicas respondían plenamente a las exigencias de Youssoupha, embajador de la iniciativa  Give Me 5  y figura de gran importancia de la industria del rap. Él y su equipo querían un espacio práctico y sencillo. La sensación de amplitud y la optimización del espacio están especialmente acentuadas por los elementos de diseño exclusivos: los colores oscuros, entre ellos un azul intenso que deja espacio a la imaginación, y la sutil mezcla entre el lado tranquilizador de la madera clara y la calidez. del tejido oscuro.

UNA COLABORACIÓN ARMONIOSA

Todos estos retos técnicos se transformaron en excelentes trampolines creativos gracias a una colaboración fluida y armoniosa entre los equipos de Renault, Pro Car y Red House. La elección de estos socios fue esencial para el éxito de un proyecto que requería una gran flexibilidad. El ingenio estuvo en el centro del proceso creativo de cada uno de ellos, con el resultado de que todo el proyecto se construyó en un tiempo récord. El éxito del proyecto es indiscutible, alcanzado por los jóvenes talentos que tuvieron la oportunidad de trabajar en el estudio de grabación, algo que también fue aclamado por Youssoupha. Su primera reacción ante la revelación fue: » ¡Creo que Renault son unos magos!»