[quads id=5]

Desvelado el Ferrari 488 Spider

Desvelado el Ferrari 488 Spider

Ferrari lanza la versión Spider de su 488 GTB, un Ferrari a techo descubierto.

Como es evidente, el Spider está basado por completo en el Ferrari 488 GTB con las variaciones propias de la versión, es decir el techo rígido retráctil y la mayor rigidez del chasis.

Ferrari presume de ser la primera fábrica que introdujo el techo duro retráctil (RHT o retráctil hard top por sus siglas en inglés), una solución que en esta ocasión supone un ahorro de 25 kilos. El techo se repliega según la marca fácilmente en dos secciones superpuestas que quedan recogidas sobre el motor en sólo 14 segundos.

En cuanto a la mayor rigidez del chasis, Ferrari explica que iguala a la del 488 GTB gracias al empleo de once diferentes aleaciones de aluminio combinadas con otros metales como el magnesio. La firma italiana afirma que el 488 Spider es un 23% el rendimiento frente a su predecesor, el actual Ferrari 458 Spider.

Además Ferrari asegura que se ha analizado el flujo de aire en el interior del habitáculo. De ahí que la luneta trasera a forma de paravientos puede ajustarse en tres posiciones diferentes para reducir las turbulencias. E incluso, si se baja por completo esta luneta, se puede disfrutar del sonido del motor.

En cuanto a las dimensiones y prestaciones en el 488 Spider son idénticas a las del 488 GTB. Aerodinámica procedente de la Fórmula 1 aparte, la estrella es el motor V8 turboalimentado que da 670 caballos de potencia a 8.000 revoluciones por minuto (rpm), gracias a un par de 760 Nm que se alcanza en séptima velocidad a 3.000 rpm.

Incluso en la celeridad de su llegada al mercado también ha influido el uso de un simulador al estilo de la Fórmula 1 para mejorar las prestaciones a través del feedback de los probadores.

Así, el 488 Spider acelera de 0 a 100 kmk/h en sólo 3 segundos y recorre un kilómetro desde parado en menos de 19 segundos; alcanzando una velocidad máxima de 325 km/h. Y además sus tiempos de respuesta son un 9% más rápidos que en el 458 Spider y gracias al sistema de control de deslizamiento lateral (SSC2), el 488 Spider es capaz de acelerar un 12% más rápido al salir de las curvas que el 458 Spider.

Por supuesto contamos con el famoso manettino en el volante para disponer de diferentes modos de conducción como ya ocurre en el 488 GTB. Ferrari asegura que es tan fácil de conducir como el 488 GTB, algo que pudimos comprobar en Maranello el pasado mes de julio. Ahora que al poner el modo Race, los 670 caballos necesitan ser domados.

Y en el modo Race será difícil alcanzar los 11,4 litros que Ferrari promete en la homologación con unas emisiones de 260 gramos de CO2.

Ferrari no ha desvelado cuándo estará a la venta. Sí ha dicho que lo mostrará al público en septiembre en el Salón de Frankfurt. Tampoco sabemos el precio que tendrá para España. Si se tiene en cuenta que el Ferrari 458 Spider cuesta 258.000 euros, el 488 Spider no andará lejos de esa cifra.

  • Ferrari
  • 488 Spider
  • Deportivo
  • Descapotable
  • Spider
  • Cabriolet
  • Cabrio
  • Novedades Coches