[quads id=5]

Llega a España el nuevo PEUGEOT Rifter

– El Nuevo PEUGEOT Rifter aterriza en el mercado español con un diseño dinámico y elegante y con prestaciones polivalentes, que responden con éxito a su doble vocación de vehículo profesional y automóvil pensado para las familias y el ocio. Ya se puede pedir en cualquier punto de la Red de Concesionarios PEUGEOT y en la Tienda PEUGEOT.

-Respondiendo a la gran diversidad de usos de este modelo, el Nuevo PEUGEOT Rifter cuenta con una gama con dos longitudes y con alternativas que pueden ser homologadas como vehículo comercial, como turismo M1 o como turismo M1 mixto adaptable. Ofrece, además, una amplia gama de motores gasolina y diésel, además del PEUGEOT E-Rifter, 100% eléctrico.

– El Nuevo PEUGEOT Rifter ha renovado totalmente su interior, incorporando innovaciones con una gran vocación práctica, como la Smartphone Station, que revoluciona la interfaz entre el conductor y el vehículo, o equipando las funciones de ayuda a la conducción más avanzadas.

Desde Vigo, el Nuevo PEUGEOT Rifter inicia su andadura comercial con el objetivo de seguir siendo profeta en su tierra, el mercado español. El vehículo polivalente compacto del León abre ya su cartera de pedidos. Las primeras unidades saldrán de la planta gallega y llegarán a la red de concesionarios ya nuestras calles en abril.

En un primer contacto, el Nuevo PEUGEOT Rifter llama la atención por su estética renovada, que le sitúa en línea con los últimos lanzamientos de la marca. El frontal incorpora, en su centro, el León rugiente que define el posicionamiento de PEUGEOT. Al volante, se disfruta de un alto nivel de confort y de las tecnologías de seguridad y ayudas a la conducción más avanzada. Los nuevos elementos decorativos, la evolución del PEUGEOT i-Cockpit y los nuevos equipos multimedia arropan a una de las grandes novedades de este modelo: la Smartphone Station. Más que un nuevo soporte para el teléfono es una revolución total de la relación entre el usuario y el automóvil que, gracias a la conexión Bluetooth y al sistema NFC; se convierte en una extensión del teléfono, que puede manejarse desde los mandos del volante y utilizar el sistema de audio del Nuevo Rifter.

En el apartado de motorizaciones, el Nuevo PEUGEOT Rifter ofrece una gran variedad de versiones térmicas, con mecánicas reconocidas por su bajo nivel de consumo y su comportamiento sobresaliente. En gasolina, cuenta con el motor PureTech 110 con caja de cambio de 6 velocidades. En diésel, el Nuevo Rifter confía en los propulsores BlueHDi 100, con cambio manual de 6 de velocidades, y el BlueHDi 130 con caja manual o automática EAT8. Por su parte, el PEUGEOT E-Rifter 100% eléctrico cuenta con un motor de 100 Kw (136 CV) y una batería de 50 kWh que ofrece una autonomía de hasta 320 Km WLTP.

Además, la gama del Nuevo PEUGEOT Rifter, tanto diésel, gasolina o “cero emisiones”, cuenta con versiones que pueden acogerse a la homologación como vehículo comercial, turismo M1.o turismo M1 Mixto Adaptable 3100 Mixto Adaptable, respondiendo a la gran variedad de usos de este modelo. Están disponibles en dos longitudes, Standard, con 4,40 metros de largo, y Long, con 4,75 metros, con 5 o 7 plazas.

En el Nuevo PEUGEOT Rifter se aprecia la “Allure”, ese concepto intraducible que define la elegancia y el aire dinámico que caracteriza a los vehículos de la marca. El frontal, que incorpora rasgos de estilo presentes en los últimos lanzamientos de la marca, como la cabeza de León sobre fondo negro que identifica la nueva era de PEUGEOT o un original degradado que uno de los faros delanteros con el capó y la calandra. La paleta de colores gana dos nuevas alternativas: el Kiama Blue y el Sikka Green.

La tecnología es otro de los grandes platos fuertes del Nuevo PEUGEOT Rifter. Su arsenal de funciones de ayuda a la conducción gana en seguridad con innovaciones como el Sistema Inteligente de Lectura de Señales (ISA), que emite un aviso acústico si se superan los límites de velocidad, el asistente de cambio de carril (LKA), la Ayuda al Frenado de Emergencia, con alerta y desaceleración automática en caso de riesgo de colisión, el sistema de detección de ángulo muerto o el control de crucero adaptativo con función de parada.