[quads id=5]

¿Merece la pena un Aceite sintético para mi motor?

¿Merece la pena un Aceite sintético para mi motor?

¿Por qué debería pagar más por un aceite sintético? ¿Es el aceite de motor sintético mejor que el aceite de motor convencional? Si se pregunta por qué el aceite de motor sintético es tan popular entre los automovilistas, ha venido al lugar correcto.

El aceite de motor sintético está hecho de compuestos químicos artificiales que incluyen un aceite base, un aceite portador y aditivos en polvo. El aceite portador garantiza la distribución uniforme de los aditivos para ofrecer una mejor protección del motor y durar más que los aceites convencionales.

Estos son algunos de los muchos beneficios de usar un aceite de motor sintético premium para su automóvil en lugar de un aceite de motor convencional.
Los aceites de motor sintéticos son extremadamente limpios con una estructura molecular consistente para ofrecer una lubricación superior al motor de su vehículo. Los aceites de motor convencionales solo están ligeramente refinados y pueden incluir impurezas como azufre y ceras en diversos grados. El crudo para el aceite sintético se refina y procesa para lograr una limpieza extrema y resistir la descomposición del aceite y ofrecer una mejor protección del motor a lo largo del tiempo. Los aceites sintéticos de alta calidad incluyen aceites base superiores y aditivos de última generación para proteger su motor durante períodos prolongados en comparación con los aceites convencionales.

Los aceites sintéticos pueden soportar fácilmente temperaturas más altas sin descomponerse ni oxidarse. Mientras que los aceites convencionales tienen un límite superior de 120-150 grados centígrados, los aceites sintéticos pueden soportar hasta 450 grados F o más. De hecho, algunos aceites pueden manejar hasta 350 grados centígrados. Es por eso que los aceites sintéticos son ideales para todo tipo de vehículos en climas cálidos y motores de servicio pesado o con turbo. El aceite también puede fluir libremente a temperaturas más bajas, vertiéndose fácilmente incluso a a temperatura bajo cero, donde los aceites convencionales se espesan. De esa manera ayuda a reducir el desgaste del motor en su vehículo.

Los aceites de motor sintéticos experimentan menos evaporación en comparación con los aceites de motor convencionales. Un aceite de calidad perderá solo alrededor del 4% de su peso cuando el motor funcione a 150ºC durante seis horas. Pero un aceite de motor convencional perderá al menos un 30% de su peso en las mismas circunstancias. La tasa de evaporación más baja significa que el motor usa menos aceite sintético que el aceite de motor convencional para ayudarlo a ahorrar dinero a largo plazo.

Los aceites sintéticos cuestan más que los aceites convencionales porque son más caros de fabricar. Algunas personas pueden cuestionar la economía de cambiar al lubricante sintético de mayor precio. Pero el precio más alto siempre se justifica por un mejor kilometraje, una mejor protección del motor y costos de mantenimiento reducidos a largo plazo.