[quads id=5]

Nuevo prototipo Alpine A4810 de los estudiantes de diseño del IED

Nuevo prototipo Alpine A4810 de los estudiantes de diseño del IED

Los estudiantes del IED (Istituto Europeo di Design) han presentado el A4810 («A4810 Project by IED»), su nuevo concept-car creado en colaboración con Alpine. El resultado de esta colaboración entre la escuela de diseño italiana y Alpine es un superdeportivo biplaza impulsado por hidrógeno. Tecnológico y respetuoso con el medio ambiente, este coche es un anticipo de los modelos deportivos del futuro. Con este espectacular proyecto realizado por talentosos estudiantes, Alpine se abre una nueva generación de diseñadores y conductores.

Veintiocho estudiantes del programa de máster en Diseño de Transporte del Istituto Europeo di Design (Italia) presentaron su visión del coche deportivo con el A4810, utilizando el hidrógeno como tecnología de propulsión, a partir de un cuaderno de cargas facilitado por el equipo de diseño de Alpino. El coche adopta la tecnología de última generación, sin dejar de ser fiel a la personalidad de la marca francesa fundada en 1955.

UN CONCEPT-CAR REALIZADO POR EL IED EN COLABORACIÓN CON ALPINE

Alpine expresó a estos estudiantes que diseñaran una «super berlinetta» para el año 2035. El superdeportivo se desarrollará para obtener un buen rendimiento, tanto deportivo como medioambiental. Tras recibir el encargo el pasado otoño, los estudiantes trabajaron de forma independiente antes de presentar su interpretación a la marca. Alpine seleccionó entonces dos ideas para combinarlas. A partir de las dos propuestas seleccionadas, los jóvenes diseñadores crearon el «A4810 Project by IED», un concept-car ligero, potente y ágil que ofrece un gran placer de conducción. Durante la fase de diseño, los estudiantes trataron de combinar visión e innovación, sin perder de vista los orígenes del fabricante de automóviles francés.

También eligieron un nombre que refleja la herencia de la marca. De hecho, « 4810 » es la altitud, en metros, del Mont Blanc. Este pico emblemático, el más alto de los Alpes, está situado en la frontera entre Italia y Francia, como un puente que une el IED y la marca Alpine. El nombre del fabricante de automóviles rinde homenaje al placer de conducir por carreteras de montaña.

UN CONCEPT-CAR SORPRENDENTE CREADO POR ESTUDIANTES DEL IED

El A4810 es un superdeportivo biplaza que combina experimentalmente la forma de una berlinetta con un tren motriz de hidrógeno. En cuanto a sus dimensiones, tiene una longitud de 5.091 mm, una anchura de 2.010 mm y una altura de 1.055 mm, contando con una distancia entre ejes de 2.717 mm. Mientras que el motor y los depósitos de combustible están diseñados como los de un hipercoche, el proceso de modelado es una innovación incluso mayor. La silueta alterna entre líneas completas y finas, lo que conduce al vehículo una cierta ligereza, así como elementos aerodinámicos inspirados en la Fórmula 1.

La pintura bicolor, el negro mate y los detalles de fibra de carbono crean un atrevido contraste con los distintos elementos del coche y subrayan sutilmente sus funciones: aerodinámica, mecánica y de forma.

Los estudiantes del equipo de diseño utilizaron herramientas digitales para diseñar el interior con bocetos, modelos 3D, renders, animaciones, así como HMI (interfaz hombre-máquina). Al incorporar la tecnología del hidrógeno, han desarrollado un concepto completo, que toma el camino hacia un futuro mucho más sostenible y sin emisiones.

EL PROYECTO A4810, DESDE DENTRO

Raphaël Linari, Jefe de Diseño en Alpine, nos relata la historia de la colaboración entre la marca y el IED y de la realización del concept-car, destacando los múltiples beneficios para la escuela y la marca, especialmente en el aspecto de la detección de talentosos

« Interpretad los códigos de diseño de Alpine y trasladadlos al futuro diseñando la ‘super berlinetta’ de 2035. Este supercar biplaza deberá plantearse para ser tan eficaz en el plano deportivo como medioambiental. Estará dotado de una motorización de hidrógeno y deberá respetar el espíritu de los modelos Alpine: ligereza, deportividad, placer de conducción. ¡Tienes cinco meses! »

Estos son los términos sobre los que veintiocho estudiantes del master de diseño del Istituto Europeo di Design (IED), una escuela de diseño de Turín, tuvieron que trabajar a partir de septiembre de 2021. Este atractivo proyecto no solo proponía dibujar este concept-car futurista sobre el papel y en pantalla, sino también realizarlo bajo la forma de una maqueta física a escala real. El objetivo original era, como lo hace cada año cada promoción de la escuela, presentar el resultado en el Salón del Automóvil de Ginebra. Desafortunadamente, el salón de 2022 se canceló, lo que no impidió que los estudiantes llevaran a cabo la presentación de su proyecto. Así pues, el “A4810 Project by IED” se reveló a finales de la semana pasada con ocasión de una conferencia de prensa organizada en la escuela.

RIENDA SUELTA A LA CREATIVIDAD

Con la supervisión de dos profesores y de Raphaël Linari, Jefe de Diseño de Alpine y también graduado del IED, trabajaron sobre el proyecto con entusiasmo después de un simple resumen oral. « Les di las claves fundamentales de la marca, de su diseño y su herencia, pero con muy pocas limitaciones. Tenían que poder dar rienda suelta a su creatividad, sin sentirse atados », explica Raphaël.

Los estudiantes que asumieron la tarea lo hicieron sin tener que enfrentarse a ningún problema de ingeniería o de fabricación: solo las principales cotas del vehículo se establecieron de antemano (longitud, altura, ancho y dimensiones de los neumáticos). Raphaël describe el ejercicio de manera gráfica: « Estas cotas correspondían a las de un supercar. Eran, para los estudiantes, una especie de caja en la que había que situar al conductor, los asientos, la motorización y, sobre todo, imaginar las proporciones del vehículo ».

Pero además, ¿por qué se planteó un supercar y no un deportivo clásico como el A110 o un prototipo de resistencia como el A480? « No había que interferir con proyectos de Alpine que estuvieran en marcha y, a la vez, había que permitir que los estudiantes llevaran a la marca hacia niveles nunca vistos. La temática del supercar pronto se impuso », comenta Raphaël, quien también precisa que fue Laurent Rossi, el CEO de Alpine, quien pidió que el concepto estuviera dotado de una motorización de hidrógeno para proyectar aún más la marca hacia el futuro.

UN PROCESO DE SELECCIÓN PROFESIONAL

De esta forma, Raphaël solicitó a los estudiantes que compartieran su visión de la marca Alpine y mostraran cómo imaginaban la evolución de sus rasgos estilísticos. «Revisé todos los dibujos con un proceso idéntico al que se da en el mundo del diseño profesional» , explica Raphaël. «Hice una primera selección de doce propuestas y Antony Villain, Director de Diseño de Alpine, eligió conmigo las cuatro mejores. Por último, Laurent Rossi nos acompañó en la selección de las dos propuestas finales».

EN BUSCA DE LOS FUTUROS TALENTOS

Después de la fase teórica, hubo que pasar a la práctica y lanzarse en la realización física del concept-car. Durante este período, las conversaciones entre Raphaël Linari, los estudiantes y los profesores del IED fueron constantes. «Esto muestra su buen talante y compromiso con el proyecto. Por mi lado, saqué tiempo de mi agenda personal para acompañarles. Es lo mínimo que se puede hacer cuando a uno se le “regala” un concepto de este tipo que, sin duda, va a dar una visibilidad preciada a la marca» , comenta Raphaël .

Los estudiantes trabajaron con empeño y sus profesores recurrieron a sus contactos para encontrar a los socios necesarios para la realización del proyecto (fresado, modelado, pintura, etc.) así como los proveedores para las llantas (OZ Racing) y los neumáticos (Pirelli) . «Tiraron de ingenio hasta el final», apunta Raphaël. Para él hay algo seguro, «se lo pasaron en grande con este proyecto, se nota que lo han disfrutado, con una energía positiva compartida por todos, y eso se percibe en la calidad de los resultados, tanto en los dibujos como en el modelado y las fotografías» .

Con este proyecto espectacular, Alpine se abre también a una nueva generación de diseñadores. Aunque las colaboraciones con escuelas no son nada nuevo para la marca, esto ha permitido a Raphaël Linari y Antony Villain descubrir todo un vivero de talentos. «Alpine es una marca que acaba de renacer y que mira al futuro. Llena de ambiciones, comparte valores positivos como la inclusión y la diversidad con las nuevas generaciones. Este tipo de colaboración se rige por una estrategia en la que todos ganan, escuelas y estudiantes incluidos», apunta Raphaël.

Quién sabe si en el grupo de los estudiantes del IED que han desarrollado este concepto A4810 Project by IED no se encuentra el futuro diseñador encargado de realizar un verdadero supercar Alpine en 2035…

Shailesh Srivastava (India), Xiaobing Wang (China), Yunshi Yang (China), Wei-Che Yen (Taiwán), Faruk Yilmaz (Turquía). El proyecto fue coordinado por Masato Inoue, Director de Tesis, y Michele Albera, coordinadora del Máster.