[quads id=5]

Opel Corsa OPC.

Opel Corsa OPC.

Opel creó la gama OPC hará unos años para apellidar a sus modelos más deportivos, en el nuevo Corsa, la versión OPC monta un motor 1.6 Turbo de 192 Cv, además de un aspecto muy Tunnig, con escape triangular centrado, suspensiones rebajadas, muchos aditamentos aerodinámicos,…

En el interior la firma de OPC está presente por doquier con unos Backets muy deportivos y suficientemente cómodos, pedalier en aluminio, detalles en azul eléctrico y un equipamiento excepcional con navegador, ordenador de a bordo, climatizador, control de velocidad,… Un utilitario, musculoso y bien dotado.

Motor
Este motor es una belleza, con prestaciones excelentes y una importante carga tecnológica.

Las prestaciones se imaginan a saber que un coche de poco más de 1.000 kilos tiene 192 caballos, pero si además comentamos que se pone a 100 desde parado en 7 segundo y tiene unas recuperaciones de auténtico GTI, ya no engañamos a nadie, estamos delante de un pequeño deportivo. Pero el carácter de su motor es directamente proporcional a la precisión que ejerzamos en el acelerador, si lo pisamos suavemente tenemos un motor progresivo, muy lleno de potencia pero extremadamente dosificable. En cambio cuando pisamos con decisión el motor se trasforma y se convierte en una fiera que sube de vueltas como un poseso.

Los turbos actuales no tienen nada que ver con los R5 Turbo o Fiat Uno Turbo de antaño, que eran unos pepinos muy divertidos pero muy delicados de conducir. Este Corsa OPC es el ejemplo de que un vehiculo turbo no necesariamente sólo sirve para dar prestaciones sino más bien para llenar de potencia a bajos y medios regimenes a motores de baja cilindrada, que de otra forma serían justos y de esta manera suben muy ligeramente sus consumos y obtienen una respuesta al acelerador súper dosificable y contundente cuando es necesario.

No nos tenemos que olvidar del excelente cambio de 6 velocidades que pasa totalmente inadvertido, hecho que dice mucho a su favor ya que hace su trabajo a la perfección.

Diseño y Habitabilidad
El diseño del coche enmascara la cara amable que hemos comentado del motor, con una presencia muy customizada, buscando un cliente joven en busca de prestaciones, equipamiento e imagen diferenciada. Sin duda lo consiguen, el coche es muy llamativo, y como en todo habrá defensores y detractores, pero a nadie le dejará indiferente.

El interior mantiene la amplitud visual y espacial que hace gala el Corsa normal» añadiendo una serie de aditamentos decorativos para darle el carácter Racing de OPC. El volante es perfecto de tacto y de uso, los backets son eso unas butacas con tapicería tirando a dura que te cogen el cuerpo como el guante de Baseball a la pelota.

Todos los mandos está a mano, y es muy fácil encontrar la posición de conducción.

Comportamiento
Opel sigue emperrada en la dirección eléctrica del Corsa y en este caso no podría ser menos, y este vuelve a ser el fallo que tiene este OPC, una dirección muy poco precisa y que no transmite confianza, lástima ya que el resto del vehiculo roza a gran altura con un comportamiento muy deportivo, tanto en carretera virada como en autopista, pero la dirección un tanto floja nos resta confianza. Eso si el paso por curva tanto lenta como rápida es meteórico.

Calidad-Precio
La verdad es que lo tiene todo de serie, no falta nada, pensamos que por 22.950 nos llevamos un buen vehiculo, equipado hasta las cejas, y con un motor fabuloso.

Que son muchos euros por un pequeño Corsa, pues a simple vista si pero con el equipamiento en mano, prestaciones y viendo que un Corsa 1.6 de 90 cv. ronda los 17.000 euros, pues parece hasta un precio justo.

  • Opel
  • Corsa
  • OPC
  • Deportivo
  • Urbano
  • Gasolina
  • Turbo
  • Prueba
  • Test