[quads id=5]

Probamos el Nissan Micra 1.5 dCi 90 CV

Probamos el Nissan Micra 1.5 dCi 90 CV

Hoy pasa por nuestras manos la nueva generación del urbano japonés más conocido, el Micra, un coche que en su última generación se ha reinventado para volver a ser el superventas de antaño.

El Nissan Micra lleva 35 años en el mercado, concretamente desde 1982 y ya va por su quinta generación.

Este nuevo Micra es el más deportivo y moderno de la historia, muy en la línea de sus hermanos de marca, además ha crecido hasta los 3,99 metros de largo, una anchura de 1,74 metros y una altura de 1,45 metros; con una distancia entre ejes de 2,52 metros.

La revolución también está en el apartado del equipamiento, ya que se ha puesto a la altura de lo mejor de su segmento, aunque con algunas lagunas poco comprensibles, cómo la imposibilidad de montar elevalunas traseros o unas manetas traseras algo incómodas.

Este Nissan Micra solo se venderá con esta carrocería de cinco puertas, pero gracias a las manetas invisibles, estéticamente parece un coupé.

De puertas adentro, la revolución también es completa, con un diseño moderno y con materiales de buena factura, mucho color y muchas posibilidades de personalización, cómo nuestra la unidad de pruebas que tenía una muy llamativa decoración interior naranja.

El interior del habitáculo es amplio, sin pasarse, pero algo más holgado que otros modelos de su competencia. Disponemos de una pantalla táctil de 7 pulgadas con un funcionamiento correcto, aunque unos gráficos algo anticuados. Por debajo están los controles de la climatización, simples y efectivos. Tras el volante multifunción encontramos una instrumentación con relojes muy grandes y legibles con una pantalla TFT de 5 pulgadas que nos da multitud de datos.

Cómo ya hemos comentado, hay mucha electrónica disponible, cómo la cámara de visión 360º o el sistema de sonido Bose con altavoz en el reposacabezas del conductor.

En las plazas delanteras se va sentado bastante bajo y no hay problemas de espacio. Los asientos son cómodos aunque apenas recogen nuestro cuerpo en curvas.

Las plazas traseras son justas y están pensadas más para esos locos bajitos que pata adultos, ya que las cotas y la altura son muy justas.

En cambio el maletero del Nissan Micra tiene 300 litros, lo que le sitúa algo por encima de la media del segmento.

La mecánica diésel que monta nuestra unidad de pruebas es la única disponible, es de origen Renault, se trata el archiconocido 1.5 dCi de 90 CV, un cuatro cilindros turboalimentado que se asocia a una caja de cambios de 5 marchas de relaciones demasiado largas.

El motor es sensacional, por sonoridad, suavidad y consumo, ya que es fácil lograr consumos entorno a los 5,5 litros a los 100 kilómetros, pero el cambio desmerece el excelente motor, ya que o lo llevamos alto de revoluciones con el consecuente aumento de consumo, o no disponemos de respuesta alguna.

Las prestaciones son buenas, ya que es un coche libiano y el motor si estiramos la marchas llega a ser hasta divertido. Acelera de 0 a 100 km/h en 11,9 segundos y tiene una velocidad máxima de 179 km/h.

En movimiento es un coche más cómodo que eficaz, parece que estemos a los mandos de un Renault Clio, lo que no es malo, pero penaliza a la hora de afrontar carreteras reviradas y sobretodo curvas rápidas, dónde la suave amortiguación resta algo de confianza, sin ser en ningún caso inseguro.

La dirección del Micra es demasiado asistida, perfecta para ciudad pero poco informativa en carretera abierta.

En ciudad es dónde es una maravilla, silencioso, suave y sobretodo muy ágil, con una facilidad para estacionar pasmosa.

Valoración Final

El nuevo Micra es un coche atractivo, bien acabado y cómodo, perfecto para un uso urbano. El precio de esta versión diesel parte de los 13.000 euros hasta los 17.000 de la unidad probada, que aunque parezca algo alta de precio, el extenso equipamiento justifica el precio.

  • Nissan Micra
  • Pruebas Coches
  • Prueba a Fondo
  • Pruebas Nissan