[quads id=5]

Prueba a fondo del Kia Soul 1.6 CRDi 128cv Drive

Prueba a fondo del Kia Soul 1.6 CRDi 128cv Drive

El Soul es sin duda uno de los vehículos con más personalidad de la actualidad, gustará o no pero no deja a nadie indiferente.

Es un crossover en toda regla, ya que tiene una parte de monovolumen, una de comercial pequeño y hasta una imagen robusta típica de los Todo Terreno. Al final tenemos un vehiculo cómodo, amplio, bien acabado y que sin duda puede competir sin vergüenza con monovolumenes compactos como el Nissan Note o Opel Meriva, pero también con compactos como el Seat León o Ford Focus. Es un modelo polivalente que si lo pruebas te engancha.

En el apartado estético no entraremos, ya que nos han realizado comentarios totalmente yuxtapuestos, pero si que no es discutible que la calidad tanto de materiales como su funcionamiento roza a gran altura.

El interior, gracias a una buena altura y una posición más erguida de los asientos, ofrece un acceso sensacional, incluso para personas con movilidad reducida, como ancianos o niños pequeños. Una vez sentados disfrutamos de un buen mullido de los asientos y los de delante ofrecen una buena sujeción de nuestra espalda, las plazas traseras son cómodas pero no sujetan tanto, en cambio es totalmente factible viajar tres adultos, en parte gracias al piso plano.

El maletero es lo único que no se sitúa entre los mejores del mercado, ya que los 360 litros en total del los que disponemos, no es una cifra de record, pero tampoco es mala.

En circulación y a pesar de ser alto, 1,6 metros, se comporta la mar de bien, no es deportivo, ni lo tiene que ser, ya que es un vehiculo eminentemente familiar, pero ni se inclina más de lo normal, ni es torpe en zonas viradas y eso que nosotros lo pusimos a prueba en dos puertos de montaña.

En ciudad disfrutamos de una buena visibilidad, gran maniobralidad y gracias a su recortado tamaño exterior, 4,14 metros, se mete por todos sitios, es fácil de aparcar y ratonea muy ágilmente.

En autopista sorprende lo aplomado que va, apenas le molesta el viento lateral, es rápido y permite largos trayectos gracias a su notable confort.

El motor es como todo el coche, cumple perfectamente, sin alardear pero sin desmerecer, disponemos de un propulsor diesel de inyección directa que desarrolla unos buenos 128 caballos, que nos permiten una conducción relajada, tan solo por debajo de 1.600 revoluciones es perezoso, como es común en todos los motores de esta cilindrada.

En conducción tranquila conseguimos una cifra de consumo de 5,9 litros a los 100 Kilómetros, más que destacada teniendo en cuenta su pobre aerodinámica y que no es muy ligero, cerca de 1.400 Kg.

El cambio como en todos los Kia modernos es preciso y bien escalonado, así como los frenos tienen una notable potencia de detención y buena modulación.

Valoración Final
No es el primer Soul que pasa por nuestras manos y esperemos que no sea el último, es un coche muy confortable y fácil de conducir, el motor gasta lo que tiene que gastar, suena poco y no vibra, personalmente estamos enamorados del motor gasolina de 1,6 litros, pero este gasta algo menos y tiene un mejor valor de reventa. Su precio de tarifa ronda los 20.000 euros aunque con el descuento de nuestro concesionario de confianza, conseguiremos un precio mucho más competitivo, y nos llevaremos un buen coche con una garantía de 7 años, que podemos pedir más?

  • Pruebas Coches
  • Pruebas Kia
  • Prueba Kia Soul
  • Kia Soul
  • Kia
  • Diesel
  • Turbo Diesel
  • CRDi
  • Prueba
  • Test