[quads id=5]

Prueba a fondo del Nissan Qashqai 1.2 DIG-T 4×2

Prueba a fondo del Nissan Qashqai 1.2 DIG-T 4×2

El Nissan Qashqai es sin duda uno de los modelos más exitosos de los últimos años, los habrá mejores, peores, más bonitos y más feos, pero pocos disponen del tirón comercial de este Crossover de difícil nombre.

Hoy probamos el motor de acceso de la gama Qashqai, se trata del motor gasolina 1.2 DIG-T de 115 CV, un propulsor de baja cilindrada que ayudado por la acción de un turbocompresor, consigue mejores prestaciones que el antiguo 1,6 atmosférico y se acerca al 2.0 también sin turbo.

Este motor de 1.2 litros turbo, inyección directa de gasolina e intercooler desarrolla unos buenos 115 CV a 4.500 RPM y 190 Nm de par a 2.000 RPM. Estas cifras le permiten un funcionamiento muy lineal con potencia desde bastante abajo y gracias al turbo, buenas dotes para subir de vueltas, es un motor alegre que ofrece un gran agrado de conducción.

No vibra, es suave, silencioso y no tiene apenas retraso a la acción del acelerador. La única pega son los largos desarrollos de su cambio de 6 relaciones, si no fuera así, seguramente consumiría algo más, pero sería una gozada conducirlo.

Las prestaciones son perfectas para un uso total, con una velocidad punta de 185 Km/h y pasando de 0 a 100 Km/h en unos correctos 10,9 segundos.

En cuanto a consumo, la media durante nuestra prueba se situó en unos buenos 6,2 litros a los 100 kilómetros.

De puertas adentro el Qashqai es muy Japonés, de líneas suaves, diseño sobrio y sin estridencias, todo con unos ajustes y calidades de materiales elevadas.

La consola central incluye una excelente pantalla táctil de 7 pulgadas que permite manejar prácticamente la totalidad de menús, informaciones y opciones del coche, aparte de otras informaciones como el equipo de música y los sistemas de ayuda a la conducción, además la unidad de pruebas equipaba la versión que incluye el navegador y hace las veces de cámara para la visión 360º.

Los asientos delanteros son cómodos y permiten hacer kilómetros sin problemas, aunque la sujeción lateral es justa.

Las plazas traseras disponen de un buen espacio para las piernas, fruto de una mayor batalla del coche frente al «viejo» Qashqai. Estas plazas disponen de buenas cotas, perfectas para acoger a dos adultos cómodamente o tres pequeñajos.

Un maletero está muy aprovechado, no en vano ofrece 439 litros, una cifra ya suficiente para acoger a las maletas de todos su pasajeros.

En marcha este modelo sorprende por el excelente equilibrio entre confort y eficacia gracias a la inclusión de elementos novedosos como el “Chasis Control” que ayuda a disminuir los movimientos de la carrocería y a dirigir mejor el coche en cambios rápidos de trayectoria a base de tocar selectivamente y de forma suave el freno de la rueda apropiada.

El  Qasqhai es un buen rutero, fácil de conducir, con una dirección precisa y que disfruta de un aplomo y estabilidad elevados en Autopista.

En rutas sinuosas es ágil y rápido, con una soberbia capacidad de absorber las irregularidades del firme.

Pese a tener apariencia de SUV, esta versión de 4×2 no es apta para hacer todo terreno, aunque si para circular por caminos en buen estado, ya que su altura al suelo es elevada, pero sus neumáticos son 100% asfálticos.

Valoración Final

Esta versión de acceso del Qashqai es sumamente recomendable, aunque hay otros modelos de la competencia con precios algo más ajustados, este sale por unos 22.000 euros sin descuentos, este es un modelo muy equilibrado, polivalente, cómodo y bonito, además dispone de un amplio mercado de segunda mano dónde nos recibirán con los brazos abiertos, cosa que a la mayoría de sus rivales no les sucede.

  • Nissan Qashqai
  • Pruebas Nissan
  • Nissan
  • Pruebas Coches
  • Crossover
  • SUV