[quads id=5]

Prueba a fondo del Renault Captur dCi 90 EDC

Prueba a fondo del Renault Captur dCi 90 EDC

Los cambios automáticos se han generalizado en el mercado, en poco años han pasado de ser exclusivos de modelos americanos y alemanes de gran cilindrada, a estar presentes en todo el abanico de segmentos.

Las marcas francesas en general hasta la fecha estaban un tanto rezagadas respecto a los hipertecnológicos cambios de Volkswagen y Ford, pero la marca del rombo ha sido la primera en romper esta barrera sacando este nuevo cambio automático de doble embrague que se pone a la altura de la competencia y que asociándolo al nuevo Captur, es el primer Crossover pequeño en ofrecerlo.

El Captur ya nos enamoró en su primera toma de contacto, hace más de un año, por su diseño juvenil, espacio interior aprovechado, trabajado interior y lo encumbramos como el mejor de su categoría. Ahora y tras probar su dura competéncia y este modelo automático seguimos pensando que es el modelo más equilibrado y recomendable.

{gallery}Prueba a fondo del Renault Captur dCi 90 EDC{/gallery}

Gama

Este vehiculo de 5 puertas con portón trasero y tracción delantera está disponible asociado a tres motores, 2 gasolina de 90 y 120 cv y un diesel de 90 cv. Tenemos tres niveles de acabado y cambios manual o automático.

Motor

Acoplar el mejor motor diesel de su cilindrada con un cambio automático de última generación hacen que estemos delante de un conjunto difícilmente superable, con un equilibrio entre prestaciones y consumo de momento al alcance de muy pocos pero que si sumamos el agrado de conducción, no tiene igual.

El motor 1,5 Dci es un turbodiesel suave y silencioso que ofrece una ámplia gama de utilización y sobretodo unos bajos llenos, que nos permite una conducción económica con marchas largas, además estamos delante de un propulsor que destaca por su facilidad al subir de vueltas, permitiendo una conducción muy ágil.

Los fríos números de las prestaciones no son de récord, pero al volante es un coche que responde bien y que además al poder optar por un uso manual del cambio, podemos apurar las marchas en ciertas situaciones. Tiene una velocidad máxima de 170 Km/h y pasa de 0 a 100 Km/h en 13,5 segundos.

En cuanto al consumo, nosotros nos lo llevamos a esquiar y hicimos varios puertos de montaña y autopista, arrojando un consumo medio de 4,7 litros a los 100 Kilómetros, sensacional.

Los frenos y la dirección son buenos, te adaptas fácilmente a ellos y ofrecen un buen tacto.

Interior

El interior es parecido al de un Clio, pero con la salvedad que al ser más alto e ir más erguidos tenemos más espacio habitable y algo más de espacio de carga.

El salpicadero es simple y completo, los materiales son duros pero ofrece un aspecto muy bueno. La sencillez no implica que falte equipamiento sino que la mayoría de funciones se controlan a través de una intuitiva pantalla táctil situada en la cónsola central.

Las plazas delanteras son cómodas y ofrecen una correcta sujeción de nuestro cuerpo, es fácil conseguir la posición de conducción gracias a las acertadas regulaciones.

Detrás hay tres plazas homologadas pero tres adultos caben muy juntitos.

El maletero con 377 litros es capaz y además se puede ampliar plegando los asientos traseros.

Comportamiento

La sorpresa del Captur es lo bien que va en cualquier vía, ya que ofrece un conseguido equilibrio entre confort y aplomo, ya que a pesar de su mayor altura nada tiene que envidiar a un Clio, incluso diríamos que es mejor que este.

En ciudad la posición de conducción más elevada, nos permite una mayor visión de lo que pasa alrededor nuestro y nos permite una conducción ágil y segura, aparcarlo está chupado sobretodo si montamos la cámara de visión trasera.

En Autopista se comporta muy bien sin problemas con el viento lateral y permitiendo cruceros poco legales sin amilanarse.

Las carreteras sinuosas no son un problema para el Captur, es divertido y podremos afrontarlas sin problemas a buen ritmo, sin encontrar los límites del vehiculo.

Valoración Final

Este Crossover es un buen sustituto de un compacto como el Megane por ejemplo, ya que dispone de una capacidad de carga similar, prestaciones parecidas, un comportamiento incluso mejor y gracias a su tamaño unas mayores posibilidades en la urbe, su precio de 21.000 menos descuentos no es descabellado, ya que es una delicia y gasta muy poco.

  • Renault
  • Captur
  • EDC
  • Dci
  • Diesel
  • Automático
  • Crossover
  • Pruebas Coches