Prueba a fondo : DS 4 Crossback BlueHDI 180 CV

DS es la nueva marca premium del grupo PSA, una marca que gracias a la Crisis, le está costando mucho hacerse un lugar dentro de las grandes marcas, tampoco los inicios tituveantes han ayudado mucho a este nuevo sello.

El nuevo DS 4 Crossback, es la versión campera del DS4, a su vez, versión premium del C4 de Citroen, con el que comparte base, pero al que mejora sobretodo en calidad de realización y en calidad de rodadura.

Gracias al concesionario Auto Almogavers de Barcelona hemos tenido la oportunidad de tener una toma de contacto con este DS 4 Crossback en su versión diesel más potente, la de 180 caballos, un competidor del Volvo V40 XC, aunque no dispone de ninguna versión de tracción total.

El nuevo DS 4 Crossback es un crossover, muy en la línea de los nuevo Mercedes GLA o Infinity Q30, aunque no está a su altura en casi nada. Respecto al DS4 «normal» monta unos protectores en los pasos de rueda, barras de techo y unas llantas pintadas de negro, opcionalmente podrá montar neumáticos All Weather Michelin Crossclimate, muy recomendables si vamos a la nieve o circulamos en invierno por carreteras heladas.

Este DS 4 Crossback es 30 mm más alto que el DS4, distáncia igual a la mayor altura del suelo, aunque no es que se haya elevado el Crossback, sino que se ha bajado la altura del DS 4 normal. Comparten  la nueva parrilla, paragolpes y faros. Éstos combinan los focos principales de xenón con leds para la luz diurna, intermitentes y antinieblas.

El Interior apenas dista entre ambas versiones, transmite una elevada sensación de calidad y puede equipar muchos elementos de lujo y tecnológicos, aunque nunca a la altura de Audi o BMW por poner dos ejemplos.

La nueva pantalla táctil central, es un ejemplo de conectividad compatible con el protocolo Apple CarPlay y mediante Mirror Link también puede integrar dispositivos Android.

El interior no destaca por el espacio pero si por el confort y el ambiente de lujo, los asientos son cómodos y sujetan adecuadamente nuestro cuerpo, los mandos disponen de un buen tacto y un diseño bastante ordenado.

Las plazas traseras disponen de poco espacio y un acceso muy angosto, además las ventanillas no se pueden bajar.

El maletero dispone de una buena capacidad de carga, 385 litros, lejos de los líderes del segmento pero en la media.

En movimiento es muy parecido a un Peugeot, aunque con una mayor insonorización, dinámico pero cómodo, la mayor altura de carrocería no implica mayores inclinaciones en curva.

La dirección es precisa y comunicativa, los frenos disfrutan de buen mordiente y es bastante ágil.

Los 180 CV del motor 2.0 BlueHDi combinado con el cambio automático de 6 velocidades, nos permite un uso polivalente del coche, aunque en conducción deportiva, el cambio adolece de una mayor lentitud que el de sus competidores.

Las prestaciones son buenas, aunque por potencia deberían ser mejores, ya que coge 205 Km/h de punta y pasa de 0 a 100 Km/h en 8,6 segundos, cifras buenas pero por debajo de modelos de igual potencia.

El consumo homologado es de 4,4 litros a los 100 kilómetros, registro bastante optimista al tratarse de un modelo automático y con bastantes caballos, durante el test la cifra se situó en torno a los 6,5 litros a los 100 kilómetros, mucho más lógica.

Valoración Final
Con un precio de 33.000 euros se nos antoja muy alto para una marca desconocida de raíces generalistas, ya que por algo menos de precio, tenemos un volvo V40 Cross Country de 190 caballos, menos equipado, pero que va mucho mejor y tiene mejor imagen premium. El coche va bien, suena poco, es cómodo y va bien equipado, si conseguimos un gran descuento, puede ser una buena elección.

  • DS 4 Crossback
  • BlueHDi
  • Pruebas Coches
  • Pruebas DS
  • Citroën
  • DS4
  • Premium
  • Compacto
    Alta boletín Novedades elmotor.net
    Suscríbete a nuestro boletín de contenidos y recibe información actualizada.
    icon