[quads id=5]

Prueba a fondo Opel Insignia Country Tourer 2.0 CDTI Biturbo 195 CV 4×4

Hoy pasa por nuestras manos el Opel que más nos ha gustado de todos los que hemos probado los últimos 10 años, que no es poco, se trata de la versión campera del Opel Insignia, un producto que poco a poco ha ido limando defectos para convertirse en uno de los mejores vehículos de la categoría.

El Country Tourer no inventa nada que Audi, Volvo, Skoda  Subaru no hicieran anteriormente, pero no por dejar de innovar estamos delante de un producto sin personalidad, sino al contrario, de un plomazo la marca alemana se ha situado en una posición destacada dentro de un nicho de mercado dónde mandan Audi, con sus dos Allroad, Subaru con el Outback y Volvo con el XC70, en otras épocas Skoda y su Octavia Scout marcaron una época, pero de momento no está disponible la versión campera de la nueva generación de la berlina Checa.

Este nuevo producto de Opel es un familiar amplio, cómodo, rápido, bien acabado y con algunas posibilidades de circular por caminos y sobre superficies deslizantes como Hielo, nieve o Agua.

Gama
El Country Tourer está disponible asociado a dos motorizaciones, ambas diesel de 163 y 195 cv y un equipamiento muy completo.

Motor
Hoy en día no es extraño un motor de casi 200 caballos, pero si lo es que sea diesel y más que provenga de una marca generalista, lo que nos pone en situación del tipo de vehiculo al que nos enfrentamos, este Insignia es el summum de la tecnología del fabricante germano, cuenta con todos y cada uno de los avances tecnológicos para llegar a ser uno de los mejores vehículos fabricados por Opel.

{gallery}Prueba a fondo Opel Insignia Country Tourer 2.0 CDTI Biturbo 195 CV 4×4{/gallery}

Este propulsor no es nuevo, es una evolución del bloque de 165 caballos que ya montaban tanto Opel como Chevrolet, al que se le ha añadido un segundo turbocompresor, lo que nos deja un motor muy suave y silencioso, rápido y sobretodo con unos bajos envidiables.

Las prestaciones son bastante buenas, pero tampoco para tirar cohetes, coge 210 km/h y pasa de 0 a 100 km/h en 9,9 segundos.

El cambio automático ofrece un tacto sedoso y rápido sin tener que recurrir a complicados sistemas de doble embrague. La transición entre sus 6 marchas es casi imperceptible sino pisamos a fondo el acelerador.

En cuanto al consumo, nada espectacular pero si bueno, 6,3 litros a los 100 kilómetros teniendo en cuenta que llevamos un coche de 4,92 metros y 1,8 toneladas, es comprensible.

Interior
El salpicadero ha mejorado muchos enteros con mejores acabados y ajustes, ahora han desaparecido los ruidos y crujidos de los plásticos cuando el coche ha estado aparcado al sol y su tacto es mucho mejor.

También hay que destacar la  mejora en la cónsola central, pasando de una cónsola muy barroca abarrotada de botones a una más simple y más fácil de usar.

Los asientos son cómodos y con excelentes regulaciones, en nuestro caso eran eléctricos y la verdad es que destacan por un mullido medio, aunque la piel que los cubría no ayudaba mucho a agarrar nuestra espalda en las curvas.

Detrás hay espacio para tres sin problema, la altura no es mucha pero no tocaremos el techo si no somos muy altos.
El maletero con el portón de grandes dimensiones y 540 litros de capacidad es simplemente sensacional.

La carga tecnológica del Insignia es abrumadora, con navegador, cámara trasera, lector de señales de tráfico, …

Comportamiento
La tracción total vuelve al Insignia muy neutro y mejora increíblemente su andar, ahora mucho más por su sitio y sin extraños de su trasera.

En Autopista es un coche para hacer kilómetros hasta aburrirse, ya que es cómodo, suena poco y es muy amplio.

En ciudad es grande y paga este peaje, siendo un tanto torpe y difícil de estacionar.

En vías secundarias y reviradas es dónde nos encontramos un coche nuevo, ágil rápido y seguro, hasta divertido, su mayor altura respecto a la versión «normal» no se aprecia.

Valoración Final
Quien iba a decir que por 40.000 euros Opel podría ofrecer un coche que puede competir de tu a tu con lo más florido de la categoría, incluso con el A6 Allroad, que es el único que tiene un tamaño parecido, pero que cuesta un 50% más. Pero sin entrar en bajezas este Insignia Country Tourer es perfecto para familias aventureras, amantes de la montaña y la nieve, a nosotros nos ha parecido una maravilla, tanto por imagen como por funcionamiento.

  • Opel
  • 4×4
  • AWD
  • 4wd
  • Biturbo
  • CDTi
  • Diesel
  • Turbo Diesel
  • Familiar
  • Insignia
  • Country Tourer
  • Prueba
  • Test