[quads id=5]

Prueba a fondo Peugeot RCZ HDi 163cv.

Prueba a fondo Peugeot RCZ HDi 163cv.

Hay coches que sin duda no pasan desapercibidos, el que hoy probamos es uno de estos, se trata del Coupé de Peugeot, el RCZ, un 2+2 de diseño futurista, enfoque deportivo y acabados de primera, ingredientes que hacen que cualquiera que pruebe el RCZ se enamore perdidamente.

Prueba a fondo Peugeot RCZ HDi 163cv

Hay coches que sin duda no pasan desapercibidos, el que hoy probamos es uno de estos, se trata del Coupé de Peugeot, el RCZ, un 2+2 de diseño futurista, enfoque deportivo y acabados de primera, ingredientes que hacen que cualquiera que pruebe el RCZ se enamore perdidamente.

Es un vehiculo pensado para dos adultos y dos pequeñajos, con un maletero inmenso y unas cualidades ruteras destacables, con un filtrado de las irregularidades que poco tienen que ver con lo que nos viene a la mente cuando pensamos en un deportivo.

En cambio si que cumple con las aspiraciones dinámicas que un modelo deportivo debe transmitir, es sencillo de usar, ágil y estable, permite una conducción al ataque y es sumamente divertido.

Gama
Está disponible asociado a tres motores, dos gasolina de 155 y 200 caballos y un diesel de 163 cv. Hay en opción una caja automática de seis relaciones, de serie llevan una manual del mismo número de marchas.

Motor
El modelo probado montaba el motor diesel de 2 litros y 163 caballos, que es el motor intermedio de la gama, culminada por el 1,6 turbo de gasolina y 200 caballos que es un auténtico coche de carreras.

En este caso estamos delante de la variante más deseada y seguramente más equilibrada, con unas prestaciones muy destacadas, con una punta de velocidad de 220 km/h y tan solo 8,2 segundos en pasar de 0 a 100 km/h.

A parte de las frías cifras, el RCZ es un coche muy redondo, con un cambio rápido y preciso, frenos potentes y resistentes y una dirección perfecta, suave y comunicativa.

El consumo es sencillamente excelente con 5,8 litros a los 100 kilómetros, nos ha sorprendido gratamente.

Interior
Los acabados tanto interiores como exteriores son de buen nivel, cerca de lo que ofrecen las marcas premium por unos cuantos miles de euros más y por encima de los dos gemelos Japoneses de Subaru y Toyota.

El interior ofrece una calidad visual excelente, hay mucho botón pero se muestra sencillo de interactuar. las plazas delanteras son cómodas y recogen bien el cuerpo pero las traseras están únicamente pensadas para sillitas de niños de corta edad, ya que a un adulto le falta espacio por doquier.

Las plazas delanteras son comodas y anchas, con ámplias regulaciones.

El Matero con 321 litros sorprende gratamente por su buen acceso y capacidad.

Comportamiento
En cuanto al comportamiento es un vehiculo para disfrutar al volante, tanto en carreteras reviradas como incluso en autopista, te sacará una sonrisa.

Las vías de segundo orden son sin dudarlo el terreno preferido por este deportivo de la marca del León, es sumamente preciso en la entrada y salida de las curvas, acelera como un campeón, incluso parece que tenga más caballos de los que tiene. Es absolutamente adictivo y divertido, no tanto como su hermano menor el 208 GTi, pero si que enamora.

Por autopista parece que vayamos a los mandos de una berlina, aunque sentados un poco más bajos, es un coche señorial, cómodo y veloz.

En ciudad le falta visibilidad, lo que resta agilidad y seguridad, pero nada que no pase con este tipo de vehículos.

Valoración Final
Por 33.000 tenemos un auténtico deportivo, poco visto, bien acabado y muy atractivo, a qué esperáis a ir al concesionario a encargar el vuestro?

  • Peugeot
  • RCZ
  • Hdi
  • Diesel
  • coupé
  • Deportivo
  • Prueba