[quads id=5]

Prueba a fondo SEAT León ST 2.0 TDI 150 CV Start&Stop DSG-6

<div>Prueba a fondo SEAT León ST 2.0 TDI 150 CV Start&Stop DSG-6</div>

El León se ha convertido en unos meses en el epicentro de la gama de Seat, primero llegó la versión de 5 puertas, luego la Coupé y hace unos meses la versión Familiar, que a su vez jubiló al excelente Exeo ST.

{gallery}Prueba SEAT Leon ST 2.0 TDI 150 CV DSG-6{/gallery}

Con una longitud de 4,53 metros y una habitabilidad generosa y un maletero de 587 litros, supera en casi todo a su predecesor, mejorando incluso sus precios.

El León viene para luchar en un segmento dónde los Familiares se están haciendo su hueco, gracias a su excelente relación espacio/precio.

El compacto de la marca Catalana, es el referente en deportividad y calidad, llegando a la altura del intocable Volkswagen Golf, además su línea lo hace muy atractivo.

Gama

Podemos escoger entre tres tipos de carrocería, 3 y 5 puertas y familiar, 7 motores gasolina entre 86 y 280 caballos, 4 diesel entre 90 y 184 caballos y propulsado por Gas Natural de 110 caballos. Hay la opción de cambio manual de 5 o 6 relaciones y automáticos de 6 o 7 en la mayoría de acabados. En unos meses tendremos disponible una versión con tracción total.

Motor

El motor testado es el más equilibrado de los que Seat pone en el Menú, este 2 litros turbodiesel de 150 caballos anda lo suyo, es suave y consume en la media.

Sus prestaciones son buenas con una punta de 211 Km/h y 8,6 segundos en pasar de 0 a 100 Km/h. El pero de esta versión es su cambio DSG de 6 velocidades, un tanto torpón, preferiríamos la versión de 7 relaciones pero a falta de ella recomendamos ahorrarnos el dinero y optar por la versión manual, con la que conseguiremos un consumo de hasta un litro menos de combustible y mayor placer de conducción, ya que este automático le falta fluidez y suavidad en algunas situaciones.

En cuanto al consumo nosotros dejamos el contador del ordenador de a bordo en unos 6,1 litros a los 100 kilómetros, una cifra digna pero no de récord.

El motor destaca por su silencio de marcha y ausencia total de vibraciones, hay momentos en los que pensamos que estamos a los mandos de un coche de gasolina.

Interior

El Habitáculo es ámplio y de gran calidad, con una imagen sobria y una ergonomía muy conseguida.

 Las plazas delanteras son sobresalientes por confort y formas, además tienen unas ámplias posibilidades de regulación.

Detrás tenemos un espacio más que suficiente para las piernas y el resto de cotas también son buenas.

El maletero destaca por su buen acceso y sus formas cuadradas.

 

Comportamiento

El comportamiento es digno de Seat, con una deportividad elevada, gracias a una dirección excelente y unas suspensiones que sin ser secas no tienen una mala reacción.

Nosotros pudimos hacerle más de 1.500 kilómetros, sobretodo por vías de segundo orden y nos enamoró el comportamiento y la ausencia de cansancio tras horas al volante.

El cambio automático facilita las cosas en retenciones y viajes por autopista, dónde el nuevo León ST es un devorador de kilómetros nato, suave, cómodo y veloz.

En vías reviradas si queremos sacarle la quintaesencia deberemos situar la palanca del cambio en posición Sport, ya que sino en posición D, tiene vacíos de poténcia en algunas situaciones.

Valoración Final

Sin dudarlo este Leon ST es una opción más que interesante como coche de familia, apto para un uso a diario y con espacio de carga para ir de vacaciones o emprender un viaje, su precio de 26.000 euros sin descuentos nos parece muy competitivo por lo que ofrece, ya tenemos un nuevo referente del segmento de los Familiares Compactos.

  • Seat
  • Leon
  • ST
  • Familiar
  • Tdi
  • DSG
  • Prueba
  • Test