[quads id=5]

Prueba a fondo Skoda Rapid 1.4 Tsi DSG7 Ambition.

Prueba a fondo Skoda Rapid 1.4 Tsi DSG7 Ambition.

Si hay algo que Skoda sepa hacer es berlinas económicas y capaces y el nuevo Rapid es un nuevo ejemplo de la maestría en el diseño de vehículos de 5 puertas con un amplio maletero, buena habitabilidad y un coste muy asequible

Esta es la definición del Skoda Rapid, el hermano de sangre del Seat Toledo de nacionalidad Checa.

El nombre de Rapid no es nuevo en la firma del Este de Europa, aunque no sigue ninguna saga, ya que el primer Rapid, fue en los años 30 del siglo pasado, más recientemente en la década de los 80 en nuestro mercado se comercializaba un compacto de 2 puertas con el mismo nombre.

El Rapid, al igual que el Toledo, son vehículos básicos, económicos, pero al mismo tiempo actuales y seguros. Destaca por un impresionante maletero y una buena habitabilidad, una oferta de motores completa y un precio de compra económico, aunque un poco más alto que algún competidor como el Aveo 4p o el Citroen C-Elysee, aunque este último está muy lejos en cuando a calidad de materiales y comportamiento.

Gama
Podemos escoger entre 4 motores, tres gasolina de 75, 85 y 122 cv, y un diesel de 105, combinables algunos con caja de cambios automática, el resto montan caja de cambios manual de 5 relaciones. Hay tres niveles de acabado.

Motor
Hoy pasa por nuestras manos el motor más potente de la gama, combinado con la caja de cambios robotizada de doble embrague y 7 marchas.

El propulsor es un gasolina de 1,4 litros de 122 caballos con turbocompresor y inyección directa, que con un par de 200 Nm ofrece un andar muy brillante al Skoda.

Las prestaciones son buenas con una punta de 206 km/h y 9,5 segundos para pasar de 0 a 100 km/h.

El consumo de combustible es muy bueno situándose en tan solo 6,4 litros a los 100 km en recorrido mixto.

El cambio tiene un funcionamiento delicioso, apenas se perciben las transiciones entre marchas y es muy rápido interpretando las necesidades del conductor.

Interior
La palabra que definiría el interior del Rapid es pobre, le falta diseño, ya que los materiales y los encajes son buenos y aunque no tengan un tacto delicado, si que tienen toda la pinta de tener un buen envejecimiento.

El equipamiento también es justito, con Aire Acondicionado en lugar de Climatizador, elevalunas solo en las puertas delanteras, personalmente recomendamos optar por el acabado más alto de gama el Elegance, que ya incluye el Clima, los elevalunas o el imprescindible Ordenador de a Bordo.

El cuadro de relojes es simple pero tiene toda la información básica, con la velocidad, cuentarrevoluciones, nivel de gasolina,.. la presentación es sencilla pero la lectura muy buena.

En la consola central encontramos los mandos de la radio y de la climatización, en ambos casos suficientes pero sin lujos.

Los asientos gozan de un buen mullido y una correcta regulación, con el paso de los kilómetros se nota la falta de agarre de la espalda.

Atrás hay mucho espacio, incluso tres adultos podrían viajar, el asiento no tiene casi formas y tiene un mullido medio.

El maletero con 550 litros no tiene competencia en el mercado, es inmenso y gracias al gran portón el acceso es inmejorable.

Comportamiento
Los Skoda siempre ofrecen un comportamiento bastante neutro, sin aspiraciones deportivas pero tampoco son blanditos como un coche francés, sin ser eficaces, se mueven bien por cualquier tipo de vía.

En ciudad el Rapid es grande y por tanto un poco torpe, pero es maniobrable y ofrece una buena visibilidad.

En carretera, aunque se trate de un tramo virado, es un buen compañero de viaje, suave, sin aparatosas inclinaciones, y gracias al cambio automático se puede disfrutar a su volante, sin aspiraciones deportivas pero a ritmo movidito.

En Autopista es dónde se nota que estamos al volante de una berlina, aunque de tamaño medio, el coche es estable, aplomado y sencillo de conducir, con una dirección muy buena.

Valoración Final
Es un producto económico, ya que tenemos un Rapid desde poco más de 13.000 euros y eso se nota en muchos detalles, pero esta versión con motor gasolina muy frugal y un cambio automático de buen funcionamiento es bastante recomendable como coche familiar, ya que por 20.000 euros menos un buen puñado de euros de descuento, tenemos un coche económico, grande y fiable, una compra inteligente.

  • Skoda
  • Rapid
  • Tsi
  • Gasolina
  • DSG7
  • Ambition
  • Automático
  • Turbo
  • Prueba
  • Test
  • Berlina
  • Sedan