[quads id=5]

Prueba a fondo Skoda Spaceback 1.6 TDI 90 CV DSG7

Prueba a fondo Skoda Spaceback 1.6 TDI 90 CV DSG7

Hasta el momento de la aparición del Spaceback, la marca Checa estaba desaparecida en el segmento de los compactos, ahora con esta agraciada versión de 5 puertas de su berlina media Rapid, tiene todas las armas para conseguir su cachito de mercado.

Caracterizado por una parte posterior de cristal oscuro y un morro marca de la casa y un tamaño compacto de 4,3 metros, el Spaceback tiene todas las cualidades que todo Skoda comparte, habitabilidad, ámplio maletero, extensa gama de motores y precios competitivos. En este caso nosotros le añadiríamos un diseño muy conseguido y audaz, con el uso del cristal para el portón trasero y el techo opcional.

Gama

Tenemos una gama de tres acabados y 5 motorizaciones, tres gasolina de 85, 105 y 122 cv y dos diesel de 90 y 105 cv. Hay alguna versión que se puede asociar con cambio manual o automático DSG.

Motor

Es la segunda vez que pasa por nuestras manos la versión descafeinada del motor 1,6 TDi y nos gusta más que la más potente, la verdad es que su entrega de potencia es mejor, tiene mejores bajos y las sensaciones al volante son que corre mucho más de lo esperado.

El cambio automático de doble embrague DSG de 7 relaciones tiene un poder mágico que anula sus defectos y potencia su virtudes, es una delicia conducir este coche sea por dónde sea.

Las frías cifras de prestaciones con una punta de 182 KM/h y tardando 12,1 segundos en pasar de 0 a 100 Km/h no son nada del otro mundo pero en circulación la impresión es de llevar un coche con algunos caballos más.

En cuanto al consumo, ha sido muy bueno, rondamos los 5 litros durante todo el test, quedándose en unos 5,1 litros de media, sensacional.

Interior

Skoda no destaca ni por un diseño interior muy rompedor ni por usar materiales de gran calidad, los coches checos son duros y duraderos, sin grandes equipamientos pero con todo lo necesario, el Spaceback es el mejor ejemplo, salpicadero simple y ordenado, sin artificios pero sencillo de usar y todo situado en su sitio.

Los asientos son de buen tamaño, con facilidad para encontrar la posición idónea.

Atrás no sobra espacio pero tampoco falta, de lo mejor de su categoría, aunque la puerta es poco ámplia.

El maletero con 415 litros ampliables plegando los asientos es de los más capaces de entre sus competidores.

Comportamiento

Los Checos tienen un concepto de vehiculo que es bastante eficiente, sin ser deportivos sus vehículos van más que bien en tramos virados, y sin ser blandos no se muestran nada incómodos.

El Spaceback tiene una dirección precisa y informativa que nos aporta seguridad tanto a alta velocidad como en la urbe.

Los trayectos urbanos se le dan más que bien, es sencillo de conducir y ratonea muy bien, estacionar tampoco entraña grandes problemas.

En autopista se convierte en un buen viajero, algunos ruidos parásitos de la carrocería empañan el buen funcionamiento global.

Las vías secundarias y reviradas no son su predilección pero no desmerece en absoluto, con una dirección precisa y poco movimiento de la carrocería.

Valoración Final

Tiene un precio de salida de 19.950 euros a lo que hay que sumar los extras que le queramos instalar y restar la oferta de la marca, normalmente bastante cuantiosa, suficiente para que baje de los 20.000 euros bien equipado. Es un coche que va muy bien, el motor es más que suficiente y su tacto nos gusta más que la versión más potente, el cambio DSG redondea el producto, pero si no nos llega por 1.600 euros menos tenemos la versión manual de 5 marchas que no nos defraudará.

  • Skoda
  • Spaceback
  • Tdi
  • Prueba
  • Test
  • Diesel
  • Turbo Diesel
  • DSG7
  • Compacto