[quads id=5]

Prueba :: BMW 730d.

Prueba :: BMW 730d.

La firma bávara, tiene en la série 7 el tope de su extensa e interesante gama, un berlina de lujo que es objeto de deseo de muchos y objeto de mirada de muchos otros. En su última actualización el portaestandarte de BMW se ha convertido en una auténtica obra de arte rodante, con un diseño marca de la casa, moderno a la par que atractivo.

Prueba :: BMW 730d

La firma bávara, tiene en la série 7 el tope de su extensa e interesante gama, un berlina de lujo que es objeto de deseo de muchos y objeto de mirada de muchos otros. En su última actualización el portaestandarte de BMW se ha convertido en una auténtica obra de arte rodante, con un diseño marca de la casa, moderno a la par que atractivo.

Sus dimensiones imponen, es muy ancho, para que sus ocupantes estén cómodos, y largo para poder disfrutar de buenas cotas de confort a la par de ofrecer un correcto maletero. A nuestro parecer le falta un poco de altura, para facilitar el acceso al habitáculo de personas de talla grande y movilidad reducida.

Una vez sentados a los mandos abruma la cantidad de botoncitos y mandos que disponemos para regular todo lo imaginable. El sistema de control del sistema de navegación, música, teléfono,.. es cada vez más parecido al MMi de Audi, pero sigue siendo muy complejo y poco intuitivo, además pasa como el sistema de Audi, que como lo sitúan dónde estaría el freno de mano, hay que aprenderse de memoria la posición de los botones o apartar la vista de la carretera. Además este sistema no sirve para todas las funciones de configuración ya que el control de crucero, volumen de la radio o teléfono se controlan desde mandos en el volante, como hemos dicho muchas funciones con mandos poco intuitivos.

El nuevo diseño es impactante, muy deportivo y desde nuestro punto de vista bonito, atrae las miradas de muchos transeúntes y es inmensamente más atractivo que el modelo anterior.

Motor
El seis cilindros en línea de 245 caballos y 3 litros de cilindrada, es un motor que encaja muy bien en la filosofía del serie 7, no es necesario más para casi nadie, corre mucho, en muy económico y suena poco.

Cuando circulamos con el 730d nos damos cuenta de que bajo nuestro pie derecho hay una buena caballería, no le cuesta nada adelantar ni acelerar desde parado, siempre con prontitud y progresividad. El cambio automático de seis relaciones con accionamiento secuencial es muy deportivo, incluso en posición D, cuando seleccionamos la S es una auténtica bestia.

Este Serie 7 solo está disponible con tracción trasera, por lo que se hace imprescindible mantener el control de tracción conectado sino queremos hacer alguna cruzada si nos excedemos con el pie del acelerador. En la misma página del menú dónde podemos desconectar el DSC, también podemos activar el modo Sport, que configura el control de tracción y estabilidad en un modo más permisivo, además de las suspensiones más firmes. Nosotros pensamos que esta es la mejor configuración sino es que hacemos solo Autopista.

El consumo de este monstruo de 2 toneladas se ha quedado en unos increíbles 8,4 litros a los 100 en circuito mixto, lo que hay que alabar.

El silencio del propulsor desde el interior es sobresaliente.

Comportamiento
El serie 7 es una berlina de superlujo que se encuentra perfectamente en vías rápidas pero que aún circulando en modo deportivo, no consigue ser efectiva en carreteras viradas, ya que su propulsión trasera lo hace muy subvirador y un poco torpe al entrar en curvas.

En autopista es un auténtico avión, aplomado, estable y rápido, incluso en las amplias curvas no titubea en absoluto.

En ciudad se mueve con facilidad, la dirección directa y precisa, nos aporta mucha confianza y se puede circular bien entre coches. Aparcar teniendo en cuenta su tamaño y con la ayuda de la cámara trasera es posible si encontramos un hueco dónde quepa.

En carretera virada y con curvas cerradas es torpe y lento, no es su hábitat preferido.

Las suspensiones priman el confort de sus ocupantes a la deportividad, lógico analizando el uso que va a tener el vehiculo.

Habitabilidad
El punto dónde este coche está por encima del resto es su interior, es como estar en el salón de casa, y habrá quien esté mejor.

Delante las dos plazas son anchas, con un mullido medio y múltiples regulaciones para conseguir una postura de conducción con la que llegar al fin del mundo.

En las plazas traseras los señores estarán la mar de cómodos, las dos butacas emanan confort y una vez sentados se comprueba que quienes las han diseñado querían agasajar a sus ocupantes. En las plazas traseras hay climatización aparte y la posibilidad de montar una nevera para el Champán . Detrás caben tres pero el enorme túnel de transmisión impedirá al tercero en discordia ir tan cómodo como los otros.

El tablier ha sufrido una bella evolución, haciéndolo menos barroco y más legible. Los relojes, ordenador de a bordo y la enorme pantalla del navegador están muy bien pensados, tanto por posición como por diseño. Entre las dos plazas delanteras hay una barrera que llega a la altura del codo, que aglutina el mando del cambio automático, el control del sistema multimedia, una enorme guantera y dos posavasos, está bien resuelto.

Calidad/precio
Hablar de que un coche de 78.000 es barato sería estúpido, en este caso hay que valorar factores como son el de representación, status, y uso. Este vehiculo está orientado a personas con un nivel económico-social alto, con cargos de dirección y que en gran parte utilizarán los servicios de un afortunado conductor profesional. Este tipo de usuarios optarán también a otras berlinas como la clase S de Mercedes, el A8 de Audi, el XJ de Jaguar,.. El BMW es sin duda el más moderno (aunque habrá que ver el nuevo XJ), ofrece una variada oferta de propulsores, y pensamos que solo tiene el problema de no ofrecer ninguna versión con tracción total. De todas maneras a estas alturas todos los coches son sensacionales y acabarán por decidirnos temas como la estética o que uno ofrezca pantallas de más pulgadas en las plazas traseras. Para el que lo necesite este coche se puede pedir de fábrica con blindaje.

  • BMW
  • 730d
  • Berlina
  • Sedan
  • Lujo
  • Prueba
  • Test
  • Diesel