[quads id=5]

Prueba comparativa Seat Mii 1.0 75cv Vs Volkswagen Up! 1.0 75cv Automático.

Prueba comparativa Seat Mii 1.0 75cv Vs Volkswagen Up! 1.0 75cv Automático.

Hoy pasan por nuestras manos dos de los mejores urbanos de la actualidad, por calidad, comportamiento, consumo y habitabilidad, son en realidad dos de los trillizos del grupo VAG, al que tendríamos que añadir el Skoda Citygo

Basicamente esta comparativa nos servirá para analizar la diferencia entre el cambio manual de 5 marchas y el automático del mismo número de relaciones, ya que a parte de cuestiones de maquillaje y algún equipamiento se trata del mismo vehiculo.

Las dos marcas han querido dejar su impronta en ambos modelos, un SEAT más juvenil y práctico y un Volkswagen más femenino y con clase, enfocados claramente a distintos tipos de persona. Las diferencias más importantes se encuentran en el frontal y en la parte trasera, dónde el alemán opta por un portón acabado en cristal oscuro. El interior es muy parecido y tienen las mismas bondades y defectos. A destacar está el gran trabajo de los diseñadores para conseguir que un coche de 3,5 metros se muestre espacioso, que tenga un comportamiento en carretera irreprochable y una visibilidad muy buena. En la parte a mejorar está que en la puerta del conductor no tengamos el pulsador del elevalunas del pasajero y que falta un mejor acabado visual en la radio y el equipo de música.

Gamas
En cuanto a gamas son completamente calcadas en la base, con un motor gasolina de 1 litro y dos poténcias, 60 y 75 cv, disponibles en tres y cinco puertas y con cambio manual o automático. El Volkswagen es un poco más oneroso, pero a cambio tiene más posibilidades de personalización.

Motor
El motor es el mismo en ambos casos, el frugal 3 cilindros gasolina de 1 litro de cilindrada, que en este caso desarrolla 75 caballos. Frente a la versión de 60 cv solo se aprecia la diferencia de caballería en los repechos de las vías rápidas y en subidas, lo decimos porqué si el presupuesto es ajustado es mejor invertir el dinero en equipamiento de confort y seguridad que en potencia.

Las prestaciones son buenas respecto a la competencia pero nada destacable, solo decir que la respuesta al acelerador es inmediata y no se amilana en ninguna situación.

Respecto a los grandes protagonistas de la comparativa, sin duda diremos que sin lugar a dudas el cambio manual es el ganador y que el automático solo lo recomendaríamos en el caso de que usemos el coche únicamente por ciudad. Nos explicamos, si no realizamos una conducción rápida el cambio automático funciona bien, pasa de marcha sin que se note en exceso,.. pero si pretendemos acelerar a fondo en una incorporación de una vía rápida o simplemente adelantar, es muy lento de reflejos y el cambio entre una marcha y otra es un mundo, por eso por ciudad y a velocidades sosegadas va correctamente.

En cuanto al consumo nos sorprendió que ambos calcaron los registros, sobre los 6 litros reales, con bastante autopista y ciudad.

En cuanto a prestaciones el cambio manual aplasta al automático a poco habilidosos que seamos.

Interior

El interior es un calco uno del otro, cambian colores, logos, y poco más o sea que la explicación es común para ambos.


El cuadro de mandos es simple y sencillo de usar, limpio y realizado con materiales de media calidad, por debajo de los usados por ambas marcas en el resto de modelos. La radio suena buen y tiene buena recepción, el cuadro de relojes se lee de maravilla y gracias al opcional navegador, disponemos de cuentarevoluciones y ordenador de a bordo, poco comunes en vehículos de esta categoría y que unidos a la excelente calidad de acabados, los sitúan en lo más alto del segmento de los urbanos.


Los asientos delanteros, caracterizados por integrar el reposacabezas, son cómodos, amplios y con buenas regulaciones.

Atrás hay espacio para dos adultos, sin grandes espacios pero suficientes para las aspiraciones de este tipo de vehiculo.


El maletero es el más grade de la categoría con 251 litros y está a la altura de muchos vehículos que rondan los 4 metros. El UP! equipaba una bandeja intermedia para dividir el maletero en dos alturas que la verdad no es muy útil.


Comportamiento
Este es el apartado dónde estos trillizos son superiores al resto de vehículos de tamaño similar, sobretodo por su buen hacer fuera de su hábitat lógico que es la ciudad.

En la urbe son sensacionales, cómodos, ágiles e insuperables estacionando, callejean de maravilla y su dirección es un aliado magnífico a la hora de realizar maniobras.

En vías interurbanas y Autopistas es dónde se nota el trabajo realizado por los ingenieros de las marcas del grupo VAG, con un aplomo nunca visto, una dirección informativa y un filtrado de las irregularidades del asfalto sin igual, sencillamente son los urbanos más adecuados para un uso polivalente, incluso para pequeños viajes, ya que mantienen de maravilla las velocidades máximas legales.

Valoración Final
Sin duda nos quedamos con la versión manual, no hay color, es 750 euros más económica, tiene mejores prestaciones y es más suave. Como ya hemos comentado la diferencia entre ambos es de matiz. El Mii está disponible también con cambio automático y el Up! con cambio manual, la elección será puramente de gusto o económica, pero nos llevaremos un sensacional urbano.

  • Prueba
  • Comparativa
  • Seat
  • Mii
  • volkswagen
  • UP!
  • Urbano
  • Gasolina
  • Manual
  • Automático
  • Test