[quads id=5]

Prueba del Volkswagen ID.5 Pro Performance 204 CV 77 kWh

Prueba del Volkswagen ID.5 Pro Performance 204 CV 77 kWh

El Nuevo ID.5 de Volkswagen está disponible en tres versiones que se diferencian por su potencia y su sistema de tracción, trasera o Total, pero no por capacidad de batería cómo sucede en otras marcas, ya que aquí todos equipan la de 77 Kwh que les ofrece una amplia autonomía.

Hoy pasa por nuestras manos la versión intermedia del Todo Camino eléctrico de Volkswagen, el ID.5 Pro Performance.

El ID.5 es un coche eléctrico con aspecto SUV coupé, con una imagen muy parecida a sus hermanos de gama ID. Este ID.5 es muy similar al ID.4 pero algo más deportivo, en cuanto a dimensiones es casi exactamente lo mismo que el ID.4, es decir 4.59 m de longitud (un centímetro más que el ID.4), 1.85 m de anchura y 1.61 m de altura.

El frontal integra el sistema de ópticas LED de Volkswagen de excelente calidad de luz. La silueta es de coupé con una ligera caída del techo en la parte trasera, lo que le resta algo de habitabilidad respecto al ID.4.

La parte trasera incorpora un alerón en el portón. El paragolpes en cambio ofrece un diseño muy similar a las demás versiones. Pasando a su interior encontrarás un maletero curiosamente, de mayor volumen que el maletero del ID.4, con 549 litros, seis litros más que la versión compacta y una cifra de las mayores entre sus rivales.

El interior rezuma calidad y habitabilidad en general con capacidad para 5 personas sin problemas de espacio.

Las plazas delanteras son cómodas y amplias, el diseño se mantiene muy minimalista con una pantalla central que incorpora el sistema multimedia, navegación, climatizador, elementos de seguridad, etc. Luego una pantalla más pequeña de cuadro de instrumentos que va anclada a la dirección.

Detrás las tres plazas son cómodas y el acceso excelente.

Esta versión intermedia equipa un motor eléctrico de 150 kW (204 CV) que va situado por encima del eje trasero y que envía el par a una caja de cambios de 1 marcha que mueve las ruedas traseras. La potencia de la que disponemos se eleva a unos más que suficientes 204 cv, que mueven sin problema a este gran eléctrico.

Las prestaciones de esta versión Pro Performance son muy destacables pasando de 0 a 100 km/h en 8,4 seg., con una velocidad máxima de 160 km/h autolimitada electrónicamente.

Dispone de diferentes modos de conducción ECO, Comfort, Sport e Individual, que nos permiten encontrar el equilibrio entre consumo y prestaciones o simplemente una mayor respuesta al acelerar.
El consumo se ha mantenido en unos 18 Kwh /100 lo que nos ofrece una autonomía real de 420 kilómetros, algo mayor si realizamos una conducción ecológica y sobretodo no tenemos que hacer mucha subida, que es dónde gasta más energía.

En marcha del ID.5 es silencioso y muy suave, con un andar fino y preciso, a pesar de ser tracción trasera y llevar unos neumáticos muy grandes, el control de tracción evita que deslicen las ruedas traseras y si no te lo dicen, no sabrías que tira de atrás, recupera velocidad con celeridad, mantiene cruceros elevados y siempre destaca por el silencio de marcha.

En ciudad se muestra algo torpe por su tamaño y falta de visibilidad, en cambio a la hora de estacionar la cámara de visión trasera y su buena maniobrabilidad nos facilitan mucho la labor.

En carreteras secundaria dónde abunden las curvas es estable pero no deportivo y con tanta frenada y acelerón, la autonomía se resiente.

Valoración Final
El ID.5 Pro Performance puede ser la opción más lógica de la gama ID.5 por su equilibrio entre potencia y autonomía para uso diario y alguna escapada ocasional, tiene buen espacio para equipaje y 5 plazas reales, además su calidad de materiales y ajustes es muy buena, y su diseño es muy potente. Su precio sin descuentos ni ayudas ronda los 55.000 euros, en línea de sus competidores.