[quads id=5]

Prueba : Nissan 370Z Automático.

Prueba : Nissan 370Z Automático.

Nissan es una marca Nipona y como tal tiene muy en cuenta las tradiciones y valora mucho la reputación de sus modelos, el 370 Z es el último de una saga que tuvo sus inicios en una marca que Nissan absorbió hace un buen puñado de años, esta era Datsun, que con sus deportivos como el 280Z marcó una era dentro del mundo del automóvil, sobretodo en Japón, pero también en Estados Unidos y Europa.

El 370Z sucede al 350Z, al que mejora en todo excepto en las dimensiones, que se disminuyen en pro de un comportamiento más ágil.

El 370 es un deportivo puro, con ayudas electrónicas como el control de tracción o estabilidad, sistemas que se comportan de un modo muy permisivo, beneficiando las sensaciones al volante.

Este Nissan es un objeto de deseo, durante la semana que lo disfrutamos, muchos fueron los que se acercaron a verlo, tocarlo o giraron su cabeza a nuestro paso, entre su bonito ronroneo y su imagen sport, no pasa desapercibido.

Lo más sorprendente del tema es que el 370Z no es el deportivo más radical de la firma nipona, sino que por encima tenemos al fabuloso GT-R, una bestia capaz de plantarle cara a deportivos de campanillas.

Gama
El 370Z está disponible en versión cerrada y descapotable, con un mismo motor y la posibilidad de montar un cambio automático de 7 relaciones o uno manual de 6.

Motor
El alma del 370 es su motor de 6 cilindros en V a 60 grados que eroga 331 caballos sin ayuda de ningín turbo ni compresor. El par máximo de 366 Nm permite una fuerza increible a cualquier régimen.

Las prestaciones quitan el hipo, ya que su punta se sitúa en los 250 km/h y tarda 5,6 segundos en pasar de 0 a 100 km/h.

El cambio automático pese a no ser de doble embrague como sucede en el GT-R, es rápido y deportivo, apenas se nota el salto entre marcha y en modo manual permite unas transiciones entre marchas muy veloces.

El sonido del motor es una maravilla, a algunos puede que les molestará el ruido dentro del habitáculo, pero es un coche enfocado al disfrute no a la relajación al volante.

Durante la prueba coincidió con una semana muy húmeda y en varias ocasiones tuvimos que circular por firmes de baja adherencia, en estas ocasiones es cuando valoras la inestimable ayuda del ESP, ya que a la mínima que se acelera un poco más de la cuenta en curva o en alguna incorporación, el 370 corre más de atrás que de adelante y los rodillos que lleva por ruedas nos deparan unas bonitas derrapadas que el sistema de tracción se encarga de atajar, eso si desconectado, el baile del tren trasero con nuestras manos incita a disfrutar al volante.

El consumo es realmente contenido, visto el potencial de aparato, en nuestra prueba nos consumió 11,4 litros de media, eso si, forzando la máquina puede duplicarse sin problemas.

Interior
El 370Z es un dos plazas, con un espacio interior más bien pequeño y aunque el equipamiento es nutrido, las concesiones al confort son las justas, no es un Catherham, pero el espacio es justo y los asientos tirando a duros y según nuestra opinión pequeños y de difícil regulación. Eso si a sus mandos te sientes el rey del mundo.

El cuadro de mandos es muy completo y de buena calidad con un diseño moderno y ergonómico.

La capacidad de carga se limita a un escueto maletero de 235 litros y a un espacio detrás de los asientos delanteros dónde podremos llevar algo de equipaje.

Comportamiento
Este es el fuerte del Nissan, junto con la estética, ya que es un placer conducirlo y disfrutarlo, es fácil de conducir a cualquier velocidad, incluso en trafico urbano, en este caso apoyados por un excelente cambio automático.

Por ciudad no hay problema de tamaño, pero la visibilidad hacia atrás es casi nula y lo único que nos permite realizar cambios de dirección son los retrovisores, que por tamaño tampoco son de mucha ayuda. En cuanto al estacionamiento gracias a la cámara de visión trasera, la verdad es que es bastante sencillo.

En carretera es dónde el Z se siente más a gusto, serpentea por las curvas con suma facilidad y es difícil encontrar su límite, antes que el nuestro. El único pero viene en los tramos de asfalto roto, dónde los neumáticos de bajo perfil y la suspensión dura transmiten toda irregularidad a nuestro pandero.

Las autopistas son una maravilla con el Nissan, el único pero es la alta rumorosidad que cansa pasados unos kilómetros a ritmo constante.

Equipamiento
Este modelo es un Full Equip, con navegador, cámara de visión trasera, xenón, climatizador, equipo de música de alta fidelidad,.. no le falta nada

Competidores
La competencia es poca y mucho más cara, ya que el Porsche Cayman S o el Jaguar Xk casi doblan el precio del 370Z y el Audi TTS es menos deportivo y sobretodo aporta menos sensaciones al volante

Valoración Final
El Nissan 370Z es un coche para los amantes de la conducción a dúo o en solitario, los 49.000 euros de esta versión (la básica cuenta 43.000) no son ninguna locura, ya que el coche es muy potente y va equipado hasta los topes. Si os gusta y os encaja no os defraudará.

  • Nissan
  • 370Z
  • Deportivo
  • Gasolina
  • V6
  • Prueba
  • Test