[quads id=5]

Prueba: Opel Agila 1.2.

Prueba: Opel Agila 1.2.

En un mundo cada vez más masificado, dónde los rascacielos son símbolos fálicos de poder y todo el mundo aspira a tener un televisor mayor que el del vecino, la lógica y la practicidad no tienen mucho valor, pero tiempo al tiempo, esta escalada de grandiosidad con coches cada vez mayores y motores más potentes, debe finalizar.

Prueba: Opel Agila 1.2

En un mundo cada vez más masificado, dónde los rascacielos son símbolos fálicos de poder y todo el mundo aspira a tener un televisor mayor que el del vecino, la lógica y la practicidad no tienen mucho valor, pero tiempo al tiempo, esta escalada de grandiosidad con coches cada vez mayores y motores más potentes, debe finalizar. No es lógico que usemos un vehiculo grande y espacioso con muchos caballos y grandes prestaciones para tragarnos la cola de cada día para recorrer los 20 kilómetros hasta nuestro trabajo, para esto ya existen los coches como el que hoy nos ocupa. El Agila es un minimonovolumen de cinco puertas de menos de 4 metros de largo, con capacidad para hasta 5 adultos y un motor 1.2 de gasolina que gasta entorno a los 5,5 litros a los 100. Sus prestaciones son asombrosas teniendo en cuenta su mala aerodinámica y la baja cilindrada del propulsor, pero cumple y con creces para casi todo. Es un excelente coche para el día a día, muy maniobrable, cómodo y económico, pero también nos puede llevar a dónde queramos, ya que sus prestaciones pueden hasta darnos algún disgusto con los agentes de la Ley.

Motor
Este propulsor de origen Suzuki con 86 caballos es excelente, sorprenden sus prestaciones, su bajo nivel de ruido y su estirada, sin ánimo de exagerar, es el mejor motor de baja cilindrada que ha pasado por nuestras manos. Además encaja perfectamente con la vocación urbana – Interurbana del Pequeño Opel. Ofrece una conducción económica y dinámica en Ciudad y unas buenas dosis de potencia en carretera y Autopista.

El cambio de 5 relaciones es realmente agradable y preciso, el único pero es la marcha atrás que en frío le cuesta entrar (el truco es acelerar un poco)

Su consumo es sorprendente, tan sólo 5,45 litros a los cien en recorrido mixto. Incluso es posible bajar esta cifra en carretera mimando el acelerador.

Comportamiento
Increíble, la verdad. De un coche de poco más de 12.000 euros no esperábamos que fuera tan estable (esta versión incluye el ESP de serie) y que se comportara tan bien en tramos virados.

En autopista si hay viento lateral, le afecta, debido al bajo peso y la gran superficie lateral. No es un gran problema pero hay que estar alerta.

En ciudad es un utilitario perfecto, muy ágil y extremadamente maniobrable.

Diseño
De líneas muy redondeadas, es un producto enfocado al público femenino y al masculino inteligente (no entraré en discusiones de su existencia o no), su diseño es agradable y nada agresivo, se ha buscado habitabilidad y espacio interior, pero con una estampa bonita y atractiva.

Habitabilidad
El puesto de conducción sorprende por la buena ubicación de los mandos, la palanca del cambio está elevada y es muy fácil de usar, los botones son grandes e intuitivos y el diseño moderno y fresco.

El cuentarevoluciones es del estilo Smart, o sea encima del tablier de forma redonda, es cachondo… como el sonido del intermitente.

Las dos butacas delanteras son cómodas y cogen bien el cuerpo, la banqueta es un pelín corta pero no es problema.

Detrás es cómodo y amplio, caben tres adultos apretaditos .

La visibilidad es muy buena en todas direcciones, tanto para circular como para estacionar o hacer maniobras.

Capacidad de carga
Coche pequeño, maletero pequeño, es una ley no escrita pero real. Tampoco pensamos que nadie se plantee la compra del Agila para hacer largos viajes muy cargado. El maletero tiene una capacidad de 219 litros entre la parte superior y el espacio debajo, no es mucho pero está en línea con los coches de este tamaño. Los asientos traseros se abaten obteniendo una buena capacidad de carga.

Delante disponemos de varias guanteras, incluida la de encima de la consola central, muy útil circulando. También hay varios sitios dónde llevar botes y latas.

Competencia
La mayor competencia es el Suzuki Splash, del que es un clónico, a igualdad de precio hay que reconocer que la mayor red de talleres de Opel nos haría decantar por la marca alemana. Otras opciones son el Hyundai I10, el Kia Picanto, el Subaru Justy o el Twingo. La verdad es que ninguno de estos está a la altura de el nuevo Agila. Por precio ganan los Coreanos, eso si a costa de menos equipamiento.

Calidad/Precio
Por 12.000 euros, Opel nos trae un producto muy redondo, equilibrado y polivalente, agradable de conducir y bien equipado, no se puede pedir más…

Ficha técnica

Motor

Situación Delantero
Nº de cilindros 4
Cilindrada (cm3) 1.242
Alimentación Gasolina: Sin Plomo 95 octanos. Inyección: Multipunto secuencial.
Potencia máxima (CV/rpm) 86 / 6.000
Par máximo (mkg/rpm) 11,63 / 4.000

Trasmisión

Tracción Delantera
Caja de cambios Manual; 5 velocidades

Unión al suelo / Frenos / Neumáticos

Eje delantero Geometría: McPherson. Muelle helicoidal. Barra estabilizadora. Amortiguador: Gas
Eje trasero Geometría: Eje rígido. Barra Panhard. Barra estabilizadora. Amortiguador: Gas
Frenos del/tras Disco de 253 mm / Tambor de 200 mm
Ayudas / Frenos Servofreno. ABS.
Neumáticos 155/65 R 14

Carrocería

Tipo Monovolumen
Nº de plazas 5
Peso oficial (kg) 1.050
Depósito de combustible (litros) 45
Maletero (dm3) 225
Dimensiones (m): longitud/anchura/altura/batalla 3,740 / 1,680 / 1,590 / 2,360

Prestaciones

Velocidad máxima (km/h) 175
Acel. 0 a 100 km/h (s) 12,3
Consumo Urbano (l/100 km) 6,9
Consumo Extraurbano (l/100 km) 4,7
Consumo Mixto (l/100 km) 5,5
Combustible Gasolina
Emisiones CO2 (g/km) 131

 

  • Opel
  • Agila
  • Prueba
  • Test