[quads id=5]

Prueba : Probamos el Subaru Outback 2.0 Diesel en la Nieve.

Prueba : Probamos el Subaru Outback 2.0 Diesel en la Nieve.

Esta es una prueba especial, nos hemos llevado un Subaru Outback alos alpes italianos y lo hemos probado en condiciones plenamente invernales, conduciendo por carreteras nevadas, con espesores de hasta 10 centímetros de nieve, lo hemos puesto a prueba en zonas con nieve hasta las puertas y todo esto con el aditamento de que nevaba copiosamente y con la única posible ayuda de un juego de cadenas bien guardaditas en el maletero.

Prueba : Probamos el Subaru Outback 2.0 Diesel en la Nieve

Esta es una prueba especial, nos hemos llevado un Subaru Outback alos alpes italianos y lo hemos probado en condiciones plenamente invernales, conduciendo por carreteras nevadas, con espesores de hasta 10 centímetros de nieve, lo hemos puesto a prueba en zonas con nieve hasta las puertas y todo esto con el aditamento de que nevaba copiosamente y con la única posible ayuda de un juego de cadenas bien guardaditas en el maletero.

Os pondremos en situación, Sestriere, Alpes Italianos, mediados de Febrero de 2011, hace dos días que nieva, hay hasta 80 centímetros de nieve nueva acumulada, las carreteras están impracticables para el que no lleve cadenas o neumáticos de nieve, en nuestro caso llevamos unos Yokohama Geolandar G95, unos neumáticos todo tiempo MS, que con la ayuda de la tracción Simetrical AWD del Subaru nos han permitido hacer diabluras. Al principio pensábamos que sin neumáticos específicos de nieve sería difícil hacer bien el test, pero desde buen principio, saliendo de la montaña de nieve que se había convertido nuestro parking al aire libre, el Subaru se comportó como un campeón, ni un atisvo de resvalón y salió como si no hubiera nieve, hay que reconocer que el motor diesel es suave pero tiene bastante mala leche.

Una vez en carretera nos dirigimos hacia la frontera con francia e Montgenevre, a unos 50 km, con la carretera totalmente nevada y cayendo copos de palmo de grandes, la carretera es bastante sinuosa, sin ser un puerto de montaña, pero tiene su complicación, sobretodo en el estado que estaba la calzada (por llamarla algo), al principio nuestro ritmo fue lento con marchas cortas en la bajada, poco a poco vimos que el outback se agarraba de maravilla y pudimos subir el pistón, con confianza llegamos al valle y empezamos la cuesta, de 1.300 a 1.800 metros en pocos kilómetros, es una buena prueba de la capacidad de tracción del subaru y sus zapatos. Si una sorpresa conseguimos llegar a Clavier, en la frantera Francesa, dónde lo pudimos poner a prueba con nieve polvo de unos 25 centímetros en un parking de la estación, vacío y que no había visto la quitanieves hacía horas. El resultado fue muy divertido y nos acabó de convencer de la fiabilidad de la tracción total del coche Japonés. La vuelta fue mucho más relajada, ya con la confianza en el Outback, disfrutamos de las montañas y árboles blancos.

Este modelo es la versión todoterreno del Legacy familiar, de que se diferéncia en una mayor altura al suelo y proteciones de bajos y laterales de la carrocería. En todos sentidos esta prueba es vàlida también para el Legacy, ya que equipa el mismo sistema de Tracción Total.

Gama
En nuestro mercado la firma japonesa sólo importa tres motores del Outback, dos gasolina de 2.5 3,6 litros de 160 y 260 caballos y este 2.0 diesel de 150.

Respecto a acabados hay tres acabados disponibles, sin casi opciones, desde el más básico premium ya equipan todo lo necesario.

Motor
Es sin duda el motor diesel de esta potencia más silencioso, suave y ausente de vibraciones. Es único en su especie, ya que es el único diesel boxer del mercado. Boxer es un tipo de motor dónde los cilindros se hallan enfrentados dos a dos y que tiene como gran ventaja que baja el centro de gravedad del vehiculo y reduce las vibraciones del propulsor. Su desventaja es que resulta más caro de fabricar, pero visto el precio de tarifa de Subaru, esto no nos importa a nosotros.

Su potencia, 150 cv, puede parecer poca, pero en ningún caso hemos echado de menos más potencia, ni yendo a plena carga en puertos de montaña, ni rápidos por autopista. La potencia está disponible desde algo menos de 1.800 revoluciones por minuto, no es que por debajo no tenga nada sino que se nota la entrada de la caballería a partir de este punto.

El consumo es correcto, una media de 7,5 litros a los 100 en conducción normal es una cifra aceptable, eso si cuando le pisamos la cifra sube hacia los 9 litros con facilidad. Por carretera en cambio se conforma con poco más de 6 litros.

Comportamiento
Los Subaru, Excepto el WRX, se caracterizan por un buen trato a sus pasajeros, sin buscar los límites de la física, consiguen que el vehiculo sea confortable y que al mismo tiempo sea eficaz en conducción.

En ciudad y pese a su tamaño, se desenvuelve bastante bien, tiene buena visibilidad y es ágil, el problema viene al aparcar, ya que al no montar sensores de parking ni como opción, colocar un coche de 4,77 metros en cualquier hueco no es fácil.

En carretera va en consonancia con su motor, es suave y silencioso, acata nuestras ordenes sin rechistar y filtra magníficamente las irregularidades del asfalto. En zonas viradas se puede conducir deportivamente, ya que incita a disfrutar a su volante.

En autopista es un señor, pasa los kilómetros como si nada, es muy agradecido con sus ocupantes.

Fuera del asfalto o sobre firmes deslizantes se mueve con una gran soltura debido al sistema de tracción permanente Symmetrical AWD, y a una generosa altura libre hasta el suelo -210 milímetros-, que es superior a sus rivales directos. De esta manera puede adentrarse por terrenos bastante complicados con la garantía de que las piedras no van a rozar en los bajos, y superar obstáculos y cruces de puentes con bastante facilidad. La única pega es que no tiene reductora.

Interior
Hace unas semanas tuve la oportunidad de leer una comparativa del Outback con un vehiculo de una marca premium que cuesta entorno a 6.000 euros más y el periodista de turno comentaba que el acabado interior no estaba a la altura, pues claro, que te piensas que el que se gasta este millón de más es tonto, pues no, busca una mejor calidad, pero eso se paga y punto. El Outback respecto a estos vehículos premium ofrece una mejor presentación y un diseño muy cuidado, los plásticos son de calidad media pero robustos.

El cuadro de mandos es completo y ofrece mucha información, falla que para cambiar las diferentes informaciones del ordenador de a bordo tengamos que pulsar un botón situado en la parte derecha de los relojes.

Mención a aparte merece el equipo de sonido, muy fácil de usar y con una calidad de sonido muy buena.

Los asientos delanteros, en nuestra unidad tapizados en piel, ofrecen un buen agarre del cuerpo y tienen buen tamaño.

Detrás y debido al enorme túnel de transmisión, hay espacio para dos, ya que el tercero tiene que ir abierto de piernas, postura que no resulta muy cómoda pasados los kilómetros.

El maletero es grande y ofrece una enorme boca de entrada, permitirá llevar el equipaje y muchos trastos más.

Competidores
Sus competidores pertenecen a las marcas premium, empezando por el Audi A4 Allroad o el Volvo XC70. Ambos tienen precios bastante más abultados y van menos equipados, solo el Volvo está a la altura por habitabilidad y comportamiento.

Calidad/Precio
Podemos adquirir este coche desde 34.000, cifra que es superior a la del modelo al que sustituye, pero que es muy competitiva, ya que es grande, con un sistema de tracción total muy eficaz y va muy bien equipado. Si os gusta, de verdad que os llevaréis un buen compañero de viajes.

  • Subaru
  • Outback
  • Nieve
  • Boxer
  • Diesel
  • Familiar
  • SUV
  • 4×4
  • 4wd
  • Prueba
  • Test