[quads id=5]

Prueba: Renault Espace dci 175cv. Automático.

Prueba: Renault Espace dci 175cv. Automático.

Mito en la categoría el Espace es de sobra el Monovolumen más afamado aquí en Europa. Evolucionó la idea de las Minivans americanas para crear un vehiculo a medio camino entre un familiar y una furgoneta, huyendo de la idea de vehiculo comercial.

Prueba: Renault Espace dci 175cv. Automático

Mito en la categoría el Espace es de sobra el Monovolumen más afamado aquí en Europa. Evolucionó la idea de las Minivans americanas para crear un vehiculo a medio camino entre un familiar y una furgoneta, huyendo de la idea de vehiculo comercial.

En su última edición, el Espace es un gran Monovolumen, espacioso, muy espacioso, capaz, muy capaz, pero al mismo tiempo manejable, con sus 4.65 metros y sus 1.9 metros de anchura es un vehiculo grande pero no inmenso, por ejemplo es menor que berlinas como el Mondeo de Ford. Su imagen es grande debido a su altura de 1,8 metros y la anchura antes citada, pero es importante remarcar que no es tan fiero como lo pintan. Seguramente entrará mejor en muchos parkings que otros vehículos aparentemente menores.

Motor
Pasados a la historia (el medio ambiente lo agradecerá) los motores diesel de gran cubicaje, este Renault monta el dci de 175 caballos ya conocido en otros modelos de la firma gala y que tan buenos resultados está dando, tanto por consumo como por suavidad y prestaciones.

El consumo de la prueba ha sido de 8,4 litros, que es excelente sobretodo porqué se ha probado a máxima capacidad y en circuito mixto.

La suavidad y silencio del propulsor son dignos de alabanza y en este caso al estar unido a un cambio automático, su conducción se vuelve de lo más placentera.

Comportamiento
El tamaño y tonelaje del conjunto hacen prever un comportamiento un tanto torpón en carretera, pero nada de eso, las derivas en las curvas son mínimas y la precisión de la dirección muy buena. En carretera se comporta muy dignamente, no sirve para hacer carreras, pero sin duda nadie lo confundirá con un Lotus.

En Autopista el Espace es un tragamillas excelente, un compañero de viaje para llegar al fin del mundo, es cómodo, preciso y muy asentado, el viento lateral apenas le afecta.

En ciudad no se encuentra en su hábitat, los carriles se nos hacen estrechos, las plazas de parking cortas y hay que adaptarse a su conducción debido en gran parte a su gran anchura.

La visibilidad es excepcional, por delante parece que nos estén proyectando una película de la carretera, los pilares son finos y la superficie acristalada muy grande.

Diseño
Es uno de los monovolumenes más vendidos, a pesar de su precio, por lo que hay que entender que su diseño exterior gusta, nosotros nos añadimos al grupo de admiradores, hay que reconocer que cada vez está más lejos de la imagen de furgoneta, manteniendo su concepto de monovolumen.

Con un cristal frontal muy inclinado y una zaga redondeada, da la sensación de ser un vehiculo aerodinámico y deportivo.

Interior
Sin duda hay espacio para perderse, pueden viajar hasta siete personas de cualquier talla cada una sentada en su butaca individual, cómoda y ampliamente, cada una de las butacas tiene regulaciones varias.

El puesto de mando recuerda a las recreaciones que se hacían en la década de los 80 de los que serían los coche-nave del futuro, con una visión panorámica de la carretera y una instrumentación digital, centrada en el tablier. La apariencia es realmente potente pero no es práctica porque hay que forzar la vista y por tanto desviarla de la carretera para ver algunos de los indicadores. A parte en nuestra unidad en la parte derecha del cuadro estaba situado el navegador, que costaba interpretar por su lejanía.

Las butacas se pueden plegar, replegar y quitar, dejando una zona de carga imbatible.

El confort de los asientos es notable, con un mullido blando, típico de la casa gala.

Capacidad de Carga
Con siete ocupantes, la capacidad de carga es mínima, si queremos llevar a siete con su equipaje, Renault ya tiene el Grand Espace.

Con cinco plazas ocupadas, tenemos un maletero brutal, plano y de excelentes formas, ya no hay que decir que si sacamos las cinco butacas posteriores, nos queda una superficie plana dónde poder llevar, sillones, colchones, bicicletas,..

El tablier parece una cajonera, con infinidad de guanteras para guardar de todo

Calidad-Precio
Los 44.000 euros que cuesta esta versión tope de gama se nos antojan un tanto elevados, si tenemos un excelente vehiculo, moderno y con un buen valor de reventa, pero siendo puntillosos, creemos que relación valor precio no es muy buena.

Competencia
Los contendientes en el apartado de monovolemenes grandes, después de la desaparición de Voyager (se vende sólo el Voyager grande, competencia del Grand Espace) se centra en los clones del grupo VAG, Seat Alambra y Volkswagen Sharan, Ford con su Galaxy y S-Max y puede que el Grandis de Mitsubishi. Todos son de tamaño parecido y sólo Ford monta motores de igual potencia, pero siempre con un precio menor, en algunos casos mucho menor.

  • Renault
  • Espace
  • Dci
  • Automático
  • Monovolumen
  • Prueba
  • Test