[quads id=5]

Prueba :: Saab 9-3 2.0 Turbo XWD Aero.

Prueba :: Saab 9-3 2.0 Turbo XWD Aero.

Nuestro invitado de hoy encarna los valores de la marca, añadiendo uno de nuevo, la deportividad, el motor 2 litros turbo de 210 caballos ayudado por la tracción total XWD, es una auténtica bestia, tanto por efectividad como por placer de conducción, sin dudarlo es el vehiculo que nos ha aportado mejores sensaciones de los muchos que llevamos probados.

Prueba :: Saab 9-3 2.0 Turbo XWD Aero

Las últimas semanas se ha hablado mucho de Saab, el constructor sueco se halla en un proceso de cambio y esta noticia ha eclipsado sus productos. Saab es desde hace muchos años una marca especialista en hacer coches fáciles de conducir, cómodos y duraderos, también es conocida por el uso en sus motores de turbocompresores. Estos últimos años su propietario, General Motors, no ha sabido valorar el potencial de los escandinavos, pero parece que desde ya podemos ver renacer a Saab desde sus cenizas de la mano de varias empresas de su país natal, encabezadas por el constructor de superdeportitos Koenigsegg, esperemos que sea verdad.

Nuestro invitado de hoy encarna los valores de la marca, añadiendo uno de nuevo, la deportividad, el motor 2 litros turbo de 210 caballos ayudado por la tracción total XWD, es una auténtica bestia, tanto por efectividad como por placer de conducción, sin dudarlo es el vehiculo que nos ha aportado mejores sensaciones de los muchos que llevamos probados.

Motor
Este es el típico propulsor redondo, con buenos bajos, y un medio y alto demoledor, pero su mejor virtud es lo dosificable que resulta, es posible hacer una conducción relajada con el motor a bajas vueltas, pero también atacar un tramo a tope, …

El consumo es sensible a la velocidad, a velocidades legales y mimando el acelerador consume entorno a los 9 litros a los 100 Km, pero si practicamos una conducción deportiva se situará entorno a los 13 litros.

La insonorización del habitáculo es buena y por tanto apenas se filtra ruido del propulsor.

Los 210 caballos no están escondidos, gracias a un excelente cambio de seis relaciones los podemos exprimir a tope.

Interior
El aspecto más discutible de este coche es su interior, muy negro, sencillo, está lejos de la presentación que ofrecen otras marcas.

El tablier tiene las formas típicas de la marca, ergonómico y práctico de usar, pero demasiado triste, la faltan algunos detalles en carbono, madera, aluminio,.. para mejorar la imagen. En cambio la calidad de los materiales es buena y los ajustes rozan a gran altura.

Los asientos son soberbios, como un guante, permitirán a su propietario realizar miles de kilómetros sin apenas cansarse. Los delanteros ofrecen varias regulaciones para conseguir una posición al volante óptima.

Detrás no es muy ancho pero también es confortable y hay espacio suficiente para las piernas.

El maletero ofrece 500 litros de capacidad, con un acceso en la línea del resto de sedanes pero profundo y de formas muy aprovechables.

Comportamiento
Si por algo enamora este Saab es por su facilidad para hacer las cosas, es un ejemplo de eficacia.

Por carreteras reviradas es de lo mejor que hemos probado, traza las curvas como si fueran marcadas por un tiralíneas, estable y sin ninguna deriva, parece que vaya sobre carriles. La tracción total otorga al 9-3 un comportamiento neutro, al alcance de cualquiera.

En vías rápidas y autopista, el motor va sobrado, a bajas vueltas, en silencio, con una sorprendente capacidad de absorción de las irregularidades de la calzada. Será un buen compañero de largos viajes.

En ciudad su tamaño lo hace muy práctico para callejear, la dirección es suave y permite estacionar con facilidad.

El trabajo de la marca sueca para conseguir un equilibrio entre confort y eficacia está conseguido, se nota la mano de la tracción total para asentar el conjunto.

En pistas en buen estado y firmes deslizantes la tracción total es muy efectiva, pasando fuerza a las ruedas traseras rápidamente. En las curvas se nota cómo las ruedas traseras nos ayudan a redondear los virajes.

Calidad-Precio
Este Saab compite con las marcas llamadas Premium, Audi, BMW, Mercedes, Volvo o Jaguar, también podría ser una alternativa a los Volkswagen Passat o Subaru Legacy. El 9-3 ofrece un equilibrio dinámico por encima de un A4, un Serie 3 o un Legacy y muy por encima del resto, ofrece una buena imagen de marca y exclusividad pero peca de un interior carente de detalles. Pensamos que si gusta su imagen es una buena compra, y además cuando nos pongamos al volante no querremos otro coche.

  • Saab
  • 93
  • Turbo
  • Aero
  • AWD
  • 4wd
  • 4×4
  • Berlina
  • Sedan
  • Prueba
  • Test