[quads id=5]

Prueba: Skoda Citigo 1.0 60cv 3p..

Prueba: Skoda Citigo 1.0 60cv 3p..

Hoy probamos un coche de los que a priori son meros medios de transporte y al final se les acaba cogiendo cariño, por su buen hacer, el Citigo es un caso de estos, un día fuimos a buscarlo al concesionario sin muchas expectativas y lo devolvimos la semana siguiente con pena, ya que nuestra “aceitunita†apelativo cariñoso que le pusimos en redacción, ha superado y por mucho nuestras expectativas.

Prueba: Skoda Citigo 1.0 60cv 3p.

Hoy probamos un coche de los que a priori son meros medios de transporte y al final se les acaba cogiendo cariño, por su buen hacer, el Citigo es un caso de estos, un día fuimos a buscarlo al concesionario sin muchas expectativas y lo devolvimos la semana siguiente con pena, ya que nuestra “aceitunita†apelativo cariñoso que le pusimos en redacción, ha superado y por mucho nuestras expectativas. La verdad es que nos pasó algo parecido con el Seat Mii, pero en este caso, le hemos llegado a coger cariño en tan solo una semana.

El modelo más pequeño de la marca checa es el fruto de la clonación dentro del grupo VAG al que pertenece y del que han salido tres modelos con la misma alma pero con caracteres bien distintos, nuestro visitante de hoy es el humilde trabajador, honrado y sencillo, el Mii es el joven deportista, y finalmente el UP! De Volkswagen es el Chic del grupo. A fin de cuentas son el mismo coche, van igual y cuestan parecido, pero cada uno nos quedaremos con uno u otro dependiendo de nuestras preferencias, de detalles de equipamiento específicos o simplemente del bolsillo.

Gama
La gama actual del Citigo se ciñe a dos niveles de potencia de un mismo motor (60 y 75 cv) 3 o 5 puertas y a varios niveles de acabado.

Motor
Hasta el día de hoy solo los Japoneses tenían la receta para hacer que un motor de baja cilindrada y potencia pareciera más de lo que sobre el papel es. El motor del Citigo ha conseguido llegar a este nivel de calidad.

Se trata de un tricilindrico de un litro de capacidad y 60 caballos, que gasta como un mechero, tan solo 5 litros a los 100 kilómetros y que ofrece un más destacable silencio de funcionamiento. Las vibraciones si que aparecen, sobretodo al ralentí, eso si, nada que no sea común a este tipo de motores.

Las prestaciones son discretas, como la potencia, pero si mantenemos el motor más allá de las 3.500 rpm, la respuesta es más que suficiente.

Su pero viene de los desarrollos largos del cambio, maravillosos en ciudad o en autopista llana, pero se obligan a usar mucho el cambio a poco que suba la carretera.

Sorprende la poténcia del equipo de frenos y la dulzura de la dirección.

Interior
El interior peca demasiado de básico, los acabados son buenos pero la imagen y algunos materiales y tapizados son justos.

Las plazas delanteras gozan de unas formas que recogen bien nuestro cuerpo, con el reposacabezas integrado a modo de backet, son cómodos y tienen unas buenas dimensiones.

Las plazas traseras están pensadas y homologadas para dos y la verdad es que no caben más, el espacio longitudinal para las piernas es pequeño, pero el resto de cotas aprueban con nota.

El acceso a las plazas traseras es fácil gracias al plegado del asiento delantero, el problema viene al replegarlo que no conserva las regulaciones y por tanto hay que volver a ponerlo a nuestro gusto.

El maletero es pequeño, como el coche, pero suficiente para las ambiciones de este Skoda.

Comportamiento
Citigo es un nombre que le va como anillo al dedo al pequeño Skoda, ya que la ciudad es su mundo pero su radio de acción no se circunscribe solo a la city, sino que permite salidas por carretera, incluso por autopista, comportándose como un campeón.

En ciudad tendremos un aliado en el tráfico urbano y un coche muy fácil de estacionar, su dirección es sensacional y ofrece mucha confianza su gran visibilidad.

En carretera sorprende gratamente, podemos movernos por todo tipo de vías a velocidades muy respetables, con una seguridad elevada y una estabilidad muy por encima de sus compañeros de segmento.

En autopista aunque parezca mentira, mantiene muy bien las velocidades legales y nos llevará a dónde queramos sin prisas.

Valoración Final
A nosotros la “aceitunita†nos ha robado el corazón, ya veis que el amor no entiende de potencias ni precios, no en serio, el Citigo es una opción sensacional como utilitario de a diario, sin pretensiones, pero sin limitaciones, pensamos que la versión de 75 caballos es más indicada si nos salimos frecuentemente del trafico urbano, pero sino por menos de 10.000 euros tienes un buen compañero para tu día a día.

  • Skoda
  • Citygo
  • Urbano
  • Pruebas
  • Test