[quads id=5]

Prueba Skoda Yeti 1.8 Tsi 4wd.

Prueba Skoda Yeti 1.8 Tsi 4wd.

Con el Slogan “El Yeti existe†la firma checa lanzó hace ya unos meses el yeti, un crossover con habitabilidad de Monovolumen, tamaño de Compacto y aptitudes de Suv, todo esto aliñado con una estética rompedora, dan como resultado un coche sin igual.

Prueba Skoda Yeti 1.8 Tsi 4wd

Con el Slogan “El Yeti existe†la firma checa lanzó hace ya unos meses el yeti, un crossover con habitabilidad de Monovolumen, tamaño de Compacto y aptitudes de Suv, todo esto aliñado con una estética rompedora, dan como resultado un coche sin igual.

El Skoda Yeti es un vehiculo compacto muy habitable y cómodo, con una sorprendente agilidad y que está pensado como coche para todo, igual nos servirá para ir a trabajar cada día, como para salir de Fin de Semana, Ir a la nieve o utilizarlo como vehiculo de transporte. Su diseño no deja indiferente a nadie, es personal y diferente.

Motor
Esta versión monta el motor gasolina más potente de la gama, con 160 caballos y la ayuda del Turbo estamos delante de un crossover deportivo.

El motor 1.8 turbo es simplemente uno de los mejores de su categoría, tanto por prestaciones, ya que rinde como si tuviera 20-30 caballos más, como por suavidad y silencio de marcha.

El consumo durante nuestro test ha sido de 8,5 litros, bastante razonable por su potencial. En ciudad el consumo roza los 10 litros en cambio en carretera a medias entorno a los 100 km/h consume entorno a los 7 litros.

Como ya hemos comentado es suave y silencioso, sin duda una delicia de propulsor.

Comportamiento
Este es el apartado dónde más nos ha sorprendido el Yeti, es un coche muy dinámico y permite una conducción muy deportiva, a pesar de su mayor altura, los ingenieros checos han sabido dotar a su crossover de un comportamiento de primera, por encima de la mayoría de vehículos de su categoría (Léase Qashqai, Tiguan,..).

En carretera podemos circular muy rápido ya que el conjunto suspensión-dirección responderá a las mil maravillas, además apoyados por la seguridad extra que representa la tracción total, las curvas las traza como si lo hiciéramos con tiralíneas. Además circulando a alta velocidad no llega a descomponerse en ninguna situación, de verdad que ha sido una grata sorpresa.

En Autopista es un buen rodador, la potencia del motor nos permite velocidades nada legales y el aplomo y estabilidad son sobresalientes.

En ciudad la posición elevada de conducción nos permite un buen dominio de la situación, además como no es muy grande permite callejear con facilidad y estacionar cómodamente.

Las prestaciones son de primer orden con una rápida respuesta al acelerador tanto en aceleraciones como en recuperaciones.

En esta prueba tuvimos la ocasión de circular por caminos nevados con nuestro amigo el Yeti y se comportó a las mil maravillas, con buena tracción e incluso sobre hielo salió airoso a pesar de no montar neumáticos específicos de invierno.

Habitabilidad
Si algo diferencia al yeti del resto de Crossover es su espacio interior, cuando entras te das cuenta de la altura y anchura, propios de un monovolumen.

Delante el espacio está sobrado, vamos muy anchos y es fácil encontrar la posición ideal de conducción, los asientos tienen todas las regulaciones y sujetan bien al cuerpo.

El cuadro de mandos es como en todos los Skoda sencillo pero completo, con una gran facilidad de uso y sin abusar de botoncitos por doquier.

Detrás es muy ancho en la posición más atrasada de la banqueta, ya que se puede avanzar para ganar algo de maletero.

El maletero es el único pero que le hemos encontrado al Yeti, es demasiado justo, no pequeño pero 400 litros son pocos para las cosas que se nos ocurren que se pueden hacer con este coche.

Cucaboo a bordo

Como en cada prueba, testamos las posibilidades de instalar dos sillas de seguridad infantiles, con la colaboración de Bebe Aventurero y su marca Kiddy.

Delante montaremos una silla del grupo 0+ en situación inversa a la circulación, El yeti es uno de los coches dónde más fácil ha sido instalarla, su altura de techo y las puerta que abren muy bien permite un acceso perfecto, cómodo y sin hacer contorsionismos. El cinturón es dulce y permite un fácil manejo. Situar al niño también es fácil y cómodo.

Detrás montaremos una silla de las categorías 1,2,3. Detrás sucede como delante, el acceso es grande y por tanto el trabajo más fácil, hay que destacar el espacio que nos ofrece este coche.

El Maletero como ya hemos comentado es justo, da para llevar un carrito grande pero no para mucho más.

Conclusión
Simplemente decir que si os gusta la estética y buscáis un coche campero, económico y habitable el nuevo Yeti es una opción muy interesante.

Calidad/Precio
La calidad del Yeti no tiene tacha, los plásticos encajan bien, el acabado y materiales son de calidad y el equipamiento amplio, el precio de 27.000 euros es correcto está en línea con los más económicos de sus competidores.

Ficha técnica

Motor

Situación Delantero
Nº de cilindros 4
Cilindrada (cm 3) 1.798
Alimentación Gasolina: Sin Plomo 95 octanos. Inyección: Directa. Control de inyección: Electrónico. Compresor: Turbo. Intercooler: SI.
Potencia máxima (CV/rpm) 160 / 4.500
Par máximo (mkg/rpm) 25,51 / 1.500

Trasmisión

Tracción Integral permanente
Caja de cambios Manual; 6 velocidades

Unión al suelo / Frenos / Neumáticos

Eje delantero Geometría: McPherson. Muelle helicoidal. Barra estabilizadora.
Eje trasero Geometría: Multibrazo. Muelle helicoidal. Barra estabilizadora.
Frenos del/tras Disco ventilado de mm / Disco de mm
Ayudas / Frenos Servofreno. ABS. EBD, MBA, EBC, ASR y ESP

Carrocería

Tipo Todo Terreno
Nº de plazas 5
Peso oficial (kg) 1.520
Depósito de combustible (litros) 60
Maletero (dm3) 405
Dimensiones (m): longitud/anchura/altura/batalla 4,223 / 1,793 / 1,691 / 2,578

Prestaciones

Velocidad máxima (km/h) 200
Acel. 0 a 100 km/h (s) 8,4

Consumo

Urbano (l/100 km) 10,1
Extraurbano (l/100 km) 6,9
Mixto (l/100 km) 8
Combustible Gasolina
Emisiones CO2 (g/km) 189

  • Skoda
  • Yeti
  • 4×4
  • 4wd
  • Todo Camino
  • Prueba
  • Test