[quads id=5]

Prueba Ssangyong Tivoli D16T 4×2

Prueba Ssangyong Tivoli D16T 4×2

Ssangyong es junto con Land Rover el mayor especialista en 4×4 de la actualidad, todos sus modelos disponen de al menos una versión dotada de tracción total y aptitudes para salir del asfalto.

La gama del fabricante Coreano siempre había crecido por arriba, echando en falta un modelo de dimensiones más recortadas pensado para un uso total, para ir por la ciudad, ir de viaje o subir a la Sierra, ahora ya lo tiene se llama Tívoli, como la población Italiana, un claro guiño a uno de los mercados más importantes, Europa.

El Tivoli es un coche muy importante para Ssangyong, ya que casi totalizará la mitad de las ventas de la marca y por este motivo han realizado un vehiculo ejemplar, con una relación calidad/Precio Imbatible, pero también con un diseño muy calculado y un comportamiento muy del gusto europeo y sobretodo joven, su teórico público objetivo.

El Tívoli estará disponible con motores de 1,6 litros diesel y Gasolina, además de una versión de GLP (Gas Licuado del petróleo), hay versiones con cambio manual de 6 relaciones y automáticas también de 6, también podremos escoger entre tracción delantera o Total.

El Tívoli mide 4,2 metros, competirá con el Renault Captur, Peugeot 2008, Mitsubishi ASX o Opel Moka, respecto a los que nada tiene que envidiar, sino fuera que el peso de las marcas es muy importante en nuestro mercado.

Exteriormente es un cruce entre un Evoque y un Mini Countryman, con detalle de vehiculo premium como varias luces de LED, llantas de gran Tamaño o posibilidad de personalización con vinilos. Es un coche que llama la atención y que gusta al primer vistazo.

Interiormente el paso hacia delante de Ssangyong es sorprendente, superando a muchas marcas intocables en calidad, diseño y terminación. El equipamiento de serie es abrumador desde la versión teóricamente básica, que ya dispone de Climatizador, Bluetooth, llantas de 16 pulgadas, Pantalla táctil multimedia, cámara de marcha atrás, Cristales Tintados, Faros Antiniebla o Tapicería Mixta Piel/Tela. Las versiones más equipadas son auténticas Full Equip.

El salpicadero tiene un diseño conservador, con una consola central con la pantalla táctil y los mandos de la climatización. El cuadro de relojes ofrece una fácil lectura y dispone de un completo ordenador de abordo con las funciones habituales.

Los asientos delanteros ofrecen un buen confort, por otro lado habitual en la marca y nos permiten un rápido acomodo gracias a las amplias regulaciones.

Detrás disponemos de gran espacio y un buen acceso, como es normal en este tipo de vehículos está pensado para dos adultos o tres pequeñajos, en ambos casos las cotas de habitabilidad son sobresalientes.

El maletero con sus 423 litros no es inmenso pero ya caben muchas cosas, es de los mejores entre sus competidores.

En ruta la suspensión se nota firme, sin llegar a ser seca, aunque notaremos más las irregularidades del asfalto que en otros vehículos, pero en el momento en que la carretera se retuerza, el Tivoli nos sorprenderá con un comportamiento casi deportivo y muy divertido, capaz de rodar a ritmos imposibles para muchos otros vehículos del segmento.

En ciudad es un coche ágil y fácil de estacionar, la cámara de visión trasera que monta de serie es una gran ayuda, al igual que las recortadas dimensiones del coche. La Urbe se le da muy bien.

En Autopista es muy aplomado y apenas suena, la dirección, por otro lado el mayor defecto en el pasado de los Ssangyong, ahora pasa inadvertida, lo que ya es decir mucho.

El motor es junto con el modelo la mayor novedad, se trata de un 1,6 litros Turbo Diesel de Inyección Directa que desarrolla unos buenos 115 caballos, que empujan con ganas desde tan solo 1.500 rpm. Este propulsor como todos los motores modernos es silencioso y apenas vibra.

Nuestra prueba no fue lo suficientemente larga para hacer un càlculo real del consumo, eso si se mantuvo entre los 5 y los 6 litros a los 100 Kilómetros, un registro bueno.

Las prestaciones son buenas con buena predisposición para subir de vueltas y para recuperar, tiene una velocidad punta oficial de 175 Km/h.

Valoración Final

Es un coche moderno, bien acabado, con un buen precio desde 18.000 y con un buen andar, nos ha gustado y no dudamos en recomendarlo.

  • Ssangyong
  • Ssangyong Tivoli
  • Novedades Ssangyong
  • Tivoli
  • Diesel
  • Turbo Diesel
  • Pruebas
  • Pruebas Coches
  • Pruebas Ssangyong
  • Test