[quads id=5]

Prueba : Volkswagen CrossPolo 1.6 tdi 90 cv DSG7.

Prueba : Volkswagen CrossPolo 1.6 tdi 90 cv DSG7.

La marca Alemana lanzó ya hace unos años sus acabados Cross para el Golf, Polo y Touran, unas terminaciones de inspiración todo terreno, pero sin incluir la tracción total. Estos modelos cross tienen una dotación de equipamiento más rica y una imagen muy diferenciada del resto de modelos de la gama del fabricante de Wolksburg.

Prueba : Volkswagen CrossPolo 1.6 tdi 90 cv DSG7

La marca Alemana lanzó ya hace unos años sus acabados Cross para el Golf, Polo y Touran, unas terminaciones de inspiración todo terreno, pero sin incluir la tracción total. Estos modelos cross tienen una dotación de equipamiento más rica y una imagen muy diferenciada del resto de modelos de la gama del fabricante de Wolksburg.

En el caso del Polo que nos ocupa hoy, el CrossPolo parece más grande, más coche, gracias a las protecciones de plástico negro y las grandes llantas. En el interior apenas hay diferencia con el Polo «normal».

El Polo es un excelente vehiculo que no tiene un mayor éxito comercial debido a su alto precio derivado de una buena calidad de terminación y de una imagen de marca superior.

Gama
El CrossPolo está disponible con un solo tipo de carrocería de 5 puertas, Tres motores gasolina entre 70 y 105 cv y tres diesel entre 75 y 105 cv. Aparte hay varias motorizaciones que se pueden combinar con el excelente cambio DSG de 7 relaciones.

Interior
El interior del CrossPolo es muy parecido al del Polo convencional, de tonos oscuros, ordenado y muy bien acabado. Su imagen es mucho más seria en el interior que en el exterior.

El espacio para los ocupantes de las plazas delanteras es francamente bueno, para un coche de su tamaño, con unos asientos de elevado confort y sujeción lateral y en el caso del conductor, todos los mandos a mano.

El cuadro de relojes ofrece, como en todos los Volkswagen, una lectura fácil y mucha información, complementada por un excelente ordenador de a bordo. La cónsola central incluye una enorme pantalla con las funciones de radio y Bluetooth, que se pueden mejorar pasando por caja, con un sistema de navegación.

Detrás hay espacio para dos adultos, el mullido del asiento es medio y hay espacio suficiente tanto longitudinal como vertical.

El maletero tiene unas formas muy regulares y su capacidad está en la media del segmento, 280 litros. Incluye un doble fondo muy útil para llevar pequeños objetos.

Motor
Esta unidad estaba equipada con el nuevo motor 1,6 litros turbodiesel del fabricante germano, que sustituye al fabuloso 1,9 tdi. Este motor es mucho más silencioso y suave que su predecesor, en cuanto a consumo, en la vida real está a la par, pero es mucho más respetuoso con el medio ambiente y al tener menor cilindrada pagaremos menos impuestos cada año.

Este propulsor es un compendio de la más alta tecnología, con inyección directa por rail común, turbocompresor e intercooler.

En este caso se trataba de la declinación de 90 caballos, asociada a un cambio automático de doble embrague DSG de 7 marchas. Esta combinación está pensada para consumir muy poco en ciudad y autopista. En carretera es mejor usar el cambio en Sport ya que si busca el menor consumo, nos penaliza demasiado y da algún que otro sobresalto al reducir de marcha.

Las prestaciones son buenas teniendo en cuenta la limitada potencia del propulsor, con una velocidad máxima de 180 km/h y tarda 11 segundos en pasar de 0 a 100 km/h. Las recuperaciones con el cambio automático son excelentes.

El consumo durante nuestra prueba fue de 4,9 litros a los cien kilómetros, un excelente dato que confirma el buen hacer de este nuevo motor.

Comportamiento
EL Polo no es conocido por su comportamiento, pero debería, sólo su primo el Ibiza da mayor sensación de aplomo y seguridad.

En ciudad está en su salsa, sus recortadas dimensiones le otorgan una gran agilidad y su precisa dirección una gran seguridad en cambios de carril y estacionamientos. La visibilidad es francamente buena.

En carretera se comporta como un jabato, es suave y manejable, apenas inclina en las curvas y obedece a las órdenes del conductor con prontitud, o único mejorable son los frenos que adolecen un poco de fatiga prematura.

En autopista es un señor, estable rápido y aplomado, se pueden realizar grandes viajes sin apenas cansancio.

Competidores
Siendo escrupulosos, solo el Dacia Sandero Stepway puede parecerse al Crosspolo, pero con mucha menor calidad, equipamiento y tacto, eso si el precio es de derribo, pero no está a la altura. Otras opciones son el Skoda Roomster Scout, mayor de tamaño y especial de diseño, pero con los mismos motores y un acabado un tanto por debajo, y parecido en cuanto a precio.

Valor/precio
Es un coche diferente que nos hará especiales sin tener que gastarnos un pastón, los 21.400 euros de tarifa son elevados pero el plus de equipamiento y visibilidad bien lo valen, es una opción diferente para personas que busquen imagen y tamaño compacto. El coche independientemente del precio va de fábula.

  • volkswagen
  • Crosspolo
  • Polo
  • Tdi
  • DSG
  • Diesel
  • Automático
  • Prueba
  • Test
  • Urbano