¿Qué segmento escoger para tu próximo coche?


Hace algunos años, los coches se dividían popularmente grandes, medianos y chicos, pero esto fue insuficiente con la llegada de vehículos que no cabían en estas categorías tan vagas. A día de hoy, la estandarización llegó a 6 segmentos que permiten al consumidor buscar con mayor precisión el coche que desea.
Hay que recordar que estas categorías no son rígidas. Son una guía que sirven para que la persona limite la búsqueda del vehículo que quiere comprar. Sin embargo, algunos coches pueden entrar en un segmento en un país y estar en otro cuando cambiamos de región. Aún así, siguen siendo una herramienta para reducir el campo de búsqueda y acercarse a un concesionario.

¿Por qué escoger un segmento?

Los fabricantes de coches que cuentan con una gama medianamente amplia clasifican sus modelos para dirigirse a diferentes tipos de clientes, de manera que le den especial atención a cada uno. Esto facilita trazar estrategias adecuadas de ventas al mismo tiempo que satisfacen las necesidades del cliente.
Por el lado del consumidor podemos apreciar que la segmentación ayuda a definir diferentes parámetros que quiere en un coche. La potencia, la motorización, el consumo y otros como la estética son algunos de los factores que están definidos en cada segmento.
Por lo tanto, tienes que hacerte una serie de preguntas para escoger tu nuevo coche:

  • ¿Para qué lo voy a usar?
  • ¿Dónde lo voy a estacionar?
  • ¿Quiénes van a ser mis acompañantes?

Así generarás un modelo genérico en tu cabeza que servirá para comenzar a buscar uno en específico.

¿Qué segmento te conviene más?

Depende directamente de las respuestas que hayas dado a las preguntas anteriores. A continuación, un resumen de los segmentos:

  • Segmento A: entre 3,30 y 3,70 metros. También son conocidos como coches urbanos. Deberían tener espacio para 4 pasajeros adultos y los motores no pasan los 1,6 cc.
  • Segmento B: entre 3,70 y 4,20 metros. Se les conoce como compactos pequeños y utilitarios. Con 5 plazas para adultos. Sus motores de 4 cilindros oscilan entre los 1.0 L y 2.0 L.
  • Segmento C: entre 4,20 y 4,60 metros. Tienen espacio para 5 adultos y los monovolúmenes hasta 7. Poseen 5 puertas, y sus motores van entre 1.4 y 2.0 L, aunque algunos llegan a los 3.2 L. Aquí entran los sedanes, SUV y todoterrenos.
  • Segmento D: entre 4,60 y 4,90 metros. En Estados Unidos el segmento es conocido como el de los coches medianos. Los vehículos tienen espacio para 5 adultos y un baúl grande. Sus motores son potentes, con hasta 6 cilindros en algunas ocasiones.
  • Segmento E: entre 4,90 y 5 metros. Son los denominados comúnmente como sedán grande y sedán mediano grande. También entran los todoterreno mediano y mediano grande. Sus motores son de entre 6 y 8 cilindros, 2.4 – 5.0 L de cilindrada.
  • Segmento F: más de 5 metros. Son las versiones de lujo de los coches, con 4 puertas laterales y una trasera de gran tamaño. Aquí entran los sedán grandes con hasta 12 cilindros y un equipamiento superior.

Considera todo lo que implica adquirir un coche de un segmento u otro. En algunos casos, el motor podría ser insuficiente si necesitas potencia y no estás dispuesto a pagar por ello, aunque tampoco es conveniente gastar de más en un coche al que no se le va a sacar provecho.

No es una norma, pero el coste del vehículo tiende a subir a medida que escala el segmento: los coches de segmento F son típicamente más costosos que los del segmento A. No viene mal calcular el seguro para el coche y consultar los gastos de las partes para saber cuánto será el mantenimiento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error

Te gusta nuestra web? Ya nos sigues en las Redes Sociales?