[quads id=5]

Toma de contacto con el Mitsubishi Space Star 120 MPi Motion

Toma de contacto con el Mitsubishi Space Star 120 MPi Motion

Los Japoneses de Mitsubishi vuelven al segmento de los urbanos con un nuevo modelo muy equipado, de vocación global y con unos precios imbatibles.

El Space Star, que nada tiene que ver con su antecesor en la marca y que en otros mercados se apellida Mirage es un urbano ámplio de cinco puertas e igual número de plazas, diseño moderno y un peso libiano que redunda en una economía de uso a la altura de su precio de compra.

El conglomerado nipón vuelve a un segmento que con el Colt en el pasado tuvo un papel protagonista, y lo hace con todos los ases en su mano para conseguir no pasar desapercibido.

Gama

Tenemos disponibles dos motorizaciones, ambas tricilindricas de 70 y 80 caballos, equipamientos muy completos y pocas opciones.

Motor

De nueva concepción, es una apuesta de futuro para Mitsubishi, este motor de tres cilindros es sin duda uno de los más silenciosos y lineales de cuantos hemos probado, sigue teniendo el típico sonido de los tricilindricos pero con una insonorización muy cuidada, se sitúa en la cima de la categoría, incluso cuando circulamos a velocidades de 120 km/h.

{gallery}Mitsu Space Star{/gallery}

Frugal en su consumo homologa cifras muy contenidas, una vez en el mundo real la cosa no se dispara quedándose en algo más de 5,5 litros a los 100 kilómetros en uso mixto, algo menos si rodamos por vías rápidas.

El cambio de 5 relaciones ofrece un tacto preciso y un correcto escalado.

El sistema de frenos responde con eficacia y potencia.

La dirección es un punto destacable, ya que aúna un uso urbano suave con un guiado seguro a alta velocidad.

Las prestaciones, aunque no muy importantes en un coche como este, son excelentes con una punta de 180 Km/h y algo más de 11 segundos en pasar de 0 a 100 km/h

Interior

El Space Star destaca por un interior cuidado, no ofrece mucho más espacio que por ejemplo un Nissan Micra, pero las cinco plazas son reales y el acceso al habitáculo es bueno.

Lo materiales aunque son de tacto duro, tienen buena calidad y unos ajustes excelentes para un coche fabricado en Tailandia.

El maletero es correcto, no bate records, pero disponer de 235 litros nos permite ir a hacer la compra semanal sin tener que repartir las bolsas por todo el habitáculo, como pasa por ejemplo en un Seat Mii.

La Plazas delanteras son cómodas y con buenas regulaciones, el volante también se regula en altura.

Detrás disponemos de una banqueta plegable de correcto mullido y con cotas suficientes para dos adultos holgados o tres más apretaditos.

Comportamiento

Sin destacar en nada el Space Star lo hace todo bien, en ciudad es cómodo y muy manejable gracias a un radio de giro de 4,6 metros y unas contenidas medidas de 3,71 metros.

En carretera es dónde se nota que es un modelo moderno con un aplomo muy elevado, confort destacable, sonoridad baja y una gran sensación de seguridad.

Las zonas viradas se le dan francamente bien, obliga a usar el cambio frecuentemente para mantener un ritmo alegre pero traza las curvas con firmeza, gracias a la buena dirección y al equilibrado tarado de las suspensiones.

Valoración Final

Es un producto altamente recomendable, esta versión viene con climatizador, llantas, 6 airbags, .. y cuesta 11.750 euros sin descuentos, con ellos baja de las cinco cifras. Respecto a la competéncia es de los más modernos, frugal en consumos y bastante espacioso, a la atura de un Toyota Yaris, que le supera ampliamente por precio.

  • Mitsubishi
  • Mitsubishi Space Star
  • Space Star
  • Prueba
  • Test
  • Urbano
  • Tricilíndrico