Motul completa su gama de aditivos con los productos Radiator Clean y Radiator Stop Leak, específicos para el sistema de refrigeración

Con estos lanzamientos, la compañía da respuesta a las necesidades de todo tipo de motores diésel y de gasolina que requieran una limpieza o sellado de pequeñas grietas y fugas en el radiador para evitar anomalías irreparables en el motor

Motul amplía su gama de aditivos con la incorporación de dos nuevos productos específicos para el radiador: Motul Radiator Clean y el Motul Radiator Stop Leak. La compañía ha formulado estos dos aditivos para los sistemas de refrigeración de todo tipo de motores diésel y de gasolina.

Para ofrecer una limpieza óptima, Motul ha desarrollado el Radiator Clean, un aditivo que se añade al sistema de refrigeración justo antes del vaciado para el cambio de refrigerante, y que permite limpiar de forma adecuada todo el circuito. Motul Radiator Clean disuelve los residuos del circuito de refrigeración y los radiadores, incluyendo el radiador de calefacción, el vaso de expansión, la bomba del fluido y las válvulas termostáticas, sin usar compuestos agresivos.

Este nuevo aditivo mejora la capacidad de calefacción y refrigeración del radiador y prolonga la vida útil de todos sus componentes.

Para solucionar problemas de fugas, Motul ofrece el Radiator Stop Leak, un aditivo sellador para añadir directamente al sistema de refrigeración. Las fugas pueden ser ocasionadas por poros que se abren a lo largo del circuito, causados por distintos motivos como impactos externos de piedras u objetos duros contra el radiador, defectos de material en el interior del motor o perforaciones producidas por la corrosión en las paredes del circuito. Son fugas impredecibles y, por lo tanto, su solución debe ser aplicada en el momento de ser detectada, bien mediante el control de nivel, o bien a través de la visibilidad del goteo en el suelo.

El nuevo producto de Motul obtura y sella cualquier poro u orificio, ya que contiene unos polímeros que se solidifican cuando dejan de estar en contacto con el agua, así como una disminución de la presión. El sellado permanece durante todo el tiempo, resistiendo a cambios de líquido refrigerante o tratamientos de limpieza, no obstruye el circuito de refrigeración y no contiene metales. Asimismo, lubrica mientras sella, evita o pospone reparaciones costosas, protege contra daños del motor, mejora el rendimiento de las válvulas, los termostatos y las bombas de agua y reduce la temperatura del motor. Además, es compatible con todo tipo de refrigerantes (no orgánicos, híbridos, Lobrid y OAT) y está recomendado para su utilización en turismos y vehículos comerciales, así como en intercambiadores de calor industriales. Se puede utilizar como tratamiento curativo o preventivo.

Una gama completa para el radiador

Para poder realizar un mantenimiento completo del radiador, Motul dispone de una gama completa de refrigerantes, formulados a partir de diversas tecnologías que ayudan al motor a mantener la estabilidad térmica y funcionar en unos niveles de rendimiento óptimos. Entre los refrigerantes de Motul, se encuentran tecnologías Híbridas y Lobrid con y sin nitrito enfocadas a motores de acero.

Motul también cuenta con productos para motores con mayor presencia de aluminio basados en las tecnologías orgánicas (OAT), con cobertura de especificaciones tan importantes como la G12, G12+ y la mayoría de los fabricantes de vehículos en el mundo entero. Otras especificaciones más recientes como la VW TL 774 J (G-13) de tecnología Lobrid con silicatos, además de una completa gama de refrigerantes dedicados a vehículos industriales, con aprobaciones de Mercedes Benz, MAN y John Deere.

La combinación de estos refrigerantes junto con los aditivos de limpieza mantendrá el vehículo en las condiciones perfectas para su funcionamiento y permitirán ampliar al máximo su vida útil.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error

Te gusta nuestra web? Ya nos sigues en las Redes Sociales?