Probamos el BMW 520i Aut.

Hoy pasa por nuestras manos un coche de señor, no por tamaño, ni equipamiento, ni precio, sino porqué es una las las mejores berlinas de la actualidad, en pocos segundos te das cuenta que otros pueden hacer un producto similar, por tamaño, diseño y sin duda por poténcia, pero pocos pueden igualar su funcionamiento, sus acabados y la sensación de paz que transmite al volante, es el serie 5 de BMW, sin duda una referencia en su segmento premium que ha sabido evolucionar sabiamente, sin perder su carácter deportivo pero mejorando dónde sus competidores eran mejores, y digo eran.

El serie 5 lleva un montón de años en el mercado, se han fabricado miles de ellos y en 2020 le tocó ponerse al día, para luchar con sus acérrimos enemigos, llamados Mercedes Clase E y Audi A6.

El BMW Serie 5 probado con el paquete M Sport consigue conjugar perfectamente la elegancia y deportividad a partes iguales.

La evolución de la Berlina media del fabricante Alemán ha seguido la línea de sus hermanos de marca, aunque el crecimiento de la parrilla, se ha moderado, consiguiendo un equilibrio que sus familiares no han conseguido en todos los casos.

Los faros cambian con un diseño imponente y una tecnología Laserlight que hace que se haga de día cuando se encienden, todo sin molestar a quienes vienen de cara.

Este sedán de cuatro puertas estrena nuevos pilotos traseros con forma de L y bordes negro y unas colas de escape trapezoidales.

La calidad interior es impecable por materiales, tacto y ajustes

De puertas adentro el acabado M Sport también deja huella cómo en el caso del excelente volante M Sport de cuero, el techo M en color antracita y molduras interiores M en aluminio.

Los opcionales asientos M Sport cuentan con laterales y zona de los hombros mucho más prominente para una perfecta sujeción lateral múltiples ajustes eléctricos para un confort sin tacha. Además son calefactables, ventilados y disponen de masaje en las plazas delanteras.

Detrás hay bastante espacio, aunque no es de los más espléndidos entre sus competidores. Por otro lado tanto las cotas cómo el confort son excelentes, excepto en la plaza central, que es incómoda.

Disponemos de una completa instrumentación digital y el sistema multimedia, que en este restyling ha asumido la última generación BMW Operating System 7 y tiene actualizaciones remotas del software. Todo se maneja desde una pantalla táctil de 12,3 pulgadas y es compatible con Android Auto y Apple Carplay.

El espacio de carga se sitúa en la media de la categoría con unos aprovechables 530 litros de maletero ampliables plegando los asientos traseros en una proporción 40:20:40. El maletero tiene un sistema de apertura eléctrica y función manos libres.

La gama mecánica del Serie 5 2021 para el mercado español es amplia y nosotros hemos probado el motor gasolina menos potente, que con 184 cv, son más que suficientes para mover al alemán con solvencia.

El motor gasolina de 1998cc con 4 cilindros ubicados en línea que alcanza una potencia máxima de 184CV a 5000-6500rpm y par máximo de 290Nm a 1350-4250rpm. Se trata por tanto de una mecánica con una potencia máxima de 184CV, con alimentación turbo.

Esta mecánica de 1998cc de cilindrada consigue unos consumos medios realmente bajos, en nuestro caso 6.7 litros a los 100km de media.

El buen hacer de la caja de cambios Steptronic de ocho velocidades, suave rápida y precisa, ayuda a explotar todo el potencial del motor que da la sensación de tener más caballos.

Incorpora un nuevo sistema ‘mild-hybrid’ de 48 voltios que les permite lucir la Etiqueta Eco de la DGT. Éste cuenta con un motor de arranque-generador y una segunda batería que aporta picos de potencia de 11 caballos que reducen el consumo y las emisiones. También es capaz de mejorar el sistema que hace que el coche circule por inercia y hace más suave la transición hacia el motor de combustión cuando se vuelve a conectar.

Las prestaciones son muy buenas, acelera de 0 a 100 kilómetros/hora en 7,9 segundos y alcanza 235 kilómetros/hora de velocidad punta

Disponemos de los siguientes modos de conducción Eco Pro, Confort, Sport y Adaptive que cambian el comportamiento del vehículo variando la gestión de la dirección, la respuesta del acelerador, la transmisión, la suspensión y la climatización.

La insonorización del habitáculo es magnífica así que apenas llega rumorosidad al interior. Tampoco hay vibraciones de ningún tipo.

En marcha es una auténtica delicia permite devorar kilómetros con un gran confort, silencio de marcha y una seguridad y aplomo de marcha que pocos pueden ofrecer.

Por autopista es inmutable, va cómo si fuera sobre raíles, es estable, con una dirección precisa, frenos potentes y una suspensión que filtra de maravilla.

En carreteras reviradas, no es un deportivo pero nos ofrece un buen nivel de diversión al volante.

En ciudad es grandote, casi 5 metros que no caben en muchos parkings, pero gracias a sus múltiples cámaras, se aparca con facilidad y en movimiento es algo torpe, con poca visibilidad trasera, aunque nada que otro coche de su tamaño pudiera hacer mejor.

Valoración Final.

Este es un coche de 56.000, un vehículo para viajar cómodamente, en familia o solo, con equipaje o sin él pero que da ganas de conducirlo, nos ha encantado, no es necesario comprarte un 6 u 8 cilindros para poder tener una sensación de que vas en un coche sobrado de potencia y que además gasta poco, una gran compra que hará felices a sus propietarios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error

Te gusta nuestra web? Ya nos sigues en las Redes Sociales?