Probamos la Nissan e-NV200 40 kWh

Hoy pasa por nuestras manos la furgoneta eléctrica más vendida del mundo y sin duda el futuro del transporte urbano de mercancías.

La furgoneta eléctrica de Nissan mantiene su oferta con una buena funcionalidad, equipamiento y comportamiento.

La verdad es que aunque hay varias marcas que han sacado rivales de la Nissan e-NV200, la mayoría de ellas no son más que modelos para ofrecer una imagen verde de las marcas, ya que ni tienen una producción grande, ni la oferta comercial es atractiva, si que veremos unas cuantas en manos de grandes empresas o organismos oficiales, pero son simplemente campañas de marketing.

La actual versión de la Nissan e-NV200 dispone de una batería de 40 kWh, que le ofrece una autonomía y las prestaciones suficientes para un uso urbano y extraurbano, nunca se nos ocurrirá hacer un viaje con ella.

Esta furgoneta está disponible tanto en furgón de carga, como pasajeros con 7 plazas (e-nv200 evalia).

Nosotros hemos probado una unidad con la configuración de 7 plazas. Se trata de una furgoneta orientada a la familia, pensada para un uso diario. Sus 200 km de autonomía, nos permite movernos con toda la familia, si se vive en el extrarradio de una ciudad sin problemas.

Dispone de unas medidas bastante aprovechables, pero sin ser un problema en sitios estrechos, ya que mide 4,56 m de largo, 1,76 m de ancho y 1,86 m de alto. La distancia entre ejes es de casi 2,73 m y la distancia libre al suelo (sin carga) es de 15,3 cm.

Disponemos de un buen acceso al interior con dos puertas delanteras y dos traseras correderas. El acceso trasero se realiza mediante un gran portón.

La Nissan e-NV200 evalia es un vehículo familiar derivado de comercial y se nota al entrar a su interior con un puesto de conducción elevado desde el que se domina la carretera.

El volante está inclinado hacia adelante. Se puede regular en altura, pero no en profundidad. Algunos botones, aunque no demasiado importantes, como la regulación eléctrica de los espejos, el control de tracción y la regulación de la altura de las luces, quedan un poco bajos y lejos de la vista.

El freno de mano está algo bajo y lejos del conductor, ya que está pegado al asiento del acompañante. El asiento del conductor se puede regular en altura.

Los asientos son cómodos, con buen apoyo lumbar. La calidad visual de acabado es correcta, con plásticos duros y buen ajuste.

Las plazas traseras son muy espaciosas para las piernas, con buena distancia hasta los asientos delanteros. La tercera fila de asientos, con las 2 plazas extra, tiene algo menos de espacio, pero tampoco se va mal, y la altura libre al techo sigue siendo generosa.

Para acceder a estas plazas hay que abatir completamente uno de los asientos delanteros. Estos se abaten en dos partes asimétricas (más o menos 60/40): primero se pliega el respaldo, tirando de una correa con asa en la parte superior del respaldo, y después se abate la banqueta, tirando de una correa roja en las patas.

El maletero varía según la configuración de los asientos. Con 7 plazas, el maletero se tiene unos buenos 443 l de capacidad, medidos hasta la línea del cristal. Si se aprovecha hasta el techo se podrían sacar hasta 870 litros.

Los dos asientos de la tercera fila se pueden plegar, desanclar del suelo, y abatir hacia los laterales, dejando entonces mucho más espacio para cargar cosas: más o menos unos 2.110 l hasta el techo. Abatiendo el asiento delantero del acompañante se transportan dentro objetos de hasta 2,8 m de largo.

El propulsor eléctrico de la Nissan e-NV200 evalia desarrolla 109 CV (80 kW) de potencia, con 254 Nm de par motor. La aceleración de 0 a 100 km/h es de 14,0 s.

La batería está climatizada, se utiliza el mismo sistema de climatización del habitáculo para insuflar aire frío o caliente al interior de la batería y refrigerarla o calentarla, según sea preciso.

La batería está colocada debajo de la plataforma de carga, entre los dos ejes y no quita nada de espacio para la carga ni para los pasajeros.

La autonomía real ronda los 200 kilómetros, aunque en una carretera plana y con bajadas podría recorrer algunos más.

Las prestaciones son buenos, coge rápidamente los 120 Km/h y los mantiene bien, también recupera con prontitud.

Para la recarga de la batería, bajo una tapa en el frontal, detrás del logo de Nissan, están los dos puertos de recarga, a la izquierda CHAdeMO, para recarga rápida en corriente continua a 50 kW de potencia (entre 40 y 60 minutos), y a la derecha Tipo 1 (Yazaki), para recarga normal en corriente alterna hasta 6,6 kW, 32 A (según la potencia el tiempo de recarga puede variar entre 21,5 y unas 6 o 7 horas).

Con la furgoneta se incluyen dos cables de recarga de 6 m de largo: uno es el cable de recarga ocasional con toma doméstica tipo Schuko, y el otro es un cable de Tipo 1 (Yazaki) a Tipo 2 (Mennekes), para recarga en wallbox.

En marcha la Nissan e-NV200 es muy silenciosa, sobretodo comparándola con otras furgonetas de motor térmico, normalmente muy mal aisladas.

El tacto de la dirección asistida es suave, bastante asistida, y la suspensión no es incómoda, aunque el eje posterior tiende a rebotar un poco, algo por otra parte normal si pensamos que la suspensión está pensada para poder cargar con muchos kilos.

Para la conducción puedes elegir entre el modo normal o el modo Eco: en el segundo, que se activa con un botón de la consola central, la potencia del motor se limita, pero a cambio se consume menos y se puede lograr un poco más de autonomía.

El cambio también dispone de dos modos, el modo D y el modo B de retención del motor y frenada regenerativa. Se cambia entre uno y otro con la palanca de cambios, en el modo D el motor retiene muy poco y entonces al levantar el pie del acelerador se puede circular por inercia, mientras que en el modo B el motor retiene más y se frena la furgoneta bastante, a cambio de regenerar más energía que recupera un poco de carga en la batería, ideal para ciudad ya que apenas has de tocar el freno, excepto al bajar de 10 km/h, ya que la frenada regenerativa deja de funcionar.

El comportamiento es bastante sano, inclina algo en curvas pero transmite mucha seguridad, la frenada es buena.

Valoración Final

El precio parte de los 39.682 €, una cifra alta que las numerosas ayudas y descuentos ayudarán a bajar enormemente, su gran baza es el bajo coste de uso, a pesar de lo que ha subido la electricidad, pero también su bajo mantenimiento, la gran carga ecológica y el silencio de marcha que es realmente impagable.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

BasqueCatalanDutchEnglishFrenchGalicianGermanItalianPortugueseRussianSpanish
error

Te gusta nuestra web? Ya nos sigues en las Redes Sociales?