Probamos la Volkswagen Caravelle Tdi 150

A medio camino entre una furgoneta de pasajeros y un monovolumen, las Volkswagen Caravelle ofrecen lo mejor de dos mundos, con una gran modularidad y espacio de carga pero también una enorme gama de motores y equipamientos.

Nuestra visitante de hoy es capaz de transportar a 8 personas y su equipaje con un elevado nivel de confort en un vehículo de menos de 5 metros (concretamente 4,9 m). Pero también podemos sacar algunos o todos los asientos de las dos hileras traseras y transportar dos personas, sus bicis, equipaje y mucho material, y así hasta el infinito, ya que su capacidad de transformación interior es inimaginable, y eso nos gusta mucho.

Este es el tipo de coche perfecto para aquellos que tenemos una profesión liberal y que necesitamos un vehículo para el día a día, pero también nos gusta salir de fin de semana o vacaciones con la familia al completo para realizar todo tipo de actividades en la naturaleza.

Su apariencia de Armario Normando ya delata que su vocación es la de transporte de tropas o mercancías, para entrar al habitáculo tenemos que subir y el conductor tiene una posición de conducción típica de vehículo comercial, elevada, con el volante vertical, pero muy cómoda y con una visión perimetral excelente.

Esta altura tiene cómo inconveniente que no entraremos en algunos parkings públicos..

Cómo ya hemos comentado disponemos de 8 plazas o sea 2 – 3 – 3 con una banqueta en la tercera fila y una banqueta partida en 2-1 en la segunda. También hay la posibilidad de tres plazas delante, pero resta algo de confort y anchura.

La calidad de fabricación es muy buena, pero lo materiales son más industriales que en los turismos, no por eso peores, solo su tacto es más duro.

Disponemos de una larga lista de equipamiento, tanto de serie cómo opcional, con climatización o la pantalla multimedia “ de 6,5 pulgadas, por poner unos ejemplos.

Tdoso los mandos ofrecen un buen tacto y son fáciles de usar, la ergonomía está bastante conseguida.

El acceso a las plazas traseras es cómodo pero algo engorroso, el confort es de 5 estrellas.

La capacidad del maletero de la Volkswagen Caravelle dependerá mucho del número de asientos que tengas colocados. En una primera configuración con los ocho disponibles el maletero parece a la vista pequeño, pero dado que se pueden colocar muchas cosas hacia arriba te quedan unos aprovechables 430 litros. En caso de quitar la tercera fila estaríamos hablando de 670 litros, que ya es una cifra bastante considerable. Todos estos datos son con una carrocería de batalla corta, aumentando notablemente con la batalla larga que cuesta 1.765 euros más a igualdad de equipamiento y motor.

En movimiento es sin duda el modelo que mejor se mueve en su segmento, con un confort elevado, pero también con una inclinación muy atenuada y un filtrado de la suspensión muy conseguido.

No es tan ágil cómo un Touran, es algo más torpe, pero sorprende lo bien que se mueve y lo fácil que es de conducir, dónde hay que tener más maña es a la hora de estacionar, ya que el tamaño es considerable, es más ancho y alto de lo normal y hay que ir con mil ojos, pero te acostumbras rápido.

En autopista es una gozada, va cómo un tiro y está bastante bien aislado acústicamente hablando.

En vías secundarias, sobretodo si hay curvas, el ritmo será más lento de lo que iríamos con un turismo, pero nada preocupante.

Nuestra unidad de pruebas equipaba el propulsor 2.0 TDI de 150 CV con un elevado par motor de 340 Nm con tracción delantera y cambio manual de 6 velocidades, sin duda la combinación más equilibrada y de mejor relación calidad/precio. Sus consumos dependen mucho del uso, en carretera y autopista rondaremos los 7 litros a los 100 kilómetros, subiendo a los 9 en ciudad.

El depósito de combustible es de 70 litros, lo que nos regala una autonomía de hasta 1.000 kilómetros.

Las prestaciones en estos coches son secundarias, pero la verdad es que con este motor se pueden afrontar sin problemas adelantamientos y recuperaciones, además mantiene las velocidades máximas legales sin rechistar.

Valoración Final.

La Volkswagen T6 nos gusta en todas sus variantes, desde la camper California a esta Caravelle, es un vehículo polivalente, bien acabado y con unas opciones de motorización, tracción y equipamiento sin igual, su único pero son los precios, pero lo bueno se hace pagar.. en este caso desde 38.000 euros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

BasqueCatalanDutchEnglishFrenchGalicianGermanItalianPortugueseRussianSpanish
error

Te gusta nuestra web? Ya nos sigues en las Redes Sociales?