[quads id=5]

Prueba a Fondo del A6 Avant 3.0 TDI 204 Quattro S tronic

Prueba a Fondo del A6 Avant 3.0 TDI 204 Quattro S tronic

Hoy en día todos los coches van bien, bajo esta premisa las marcas Premium deben ofrecer un plus a sus clientes para que a parte de la imagen y el estatus de las que van asociadas se pueda percibir que nuestro dinero no va a un pozo sin fondo.

Un tema muy a tener en cuenta es el precio de reventa del vehiculo, ya que en el caso de un Audi como este apenas llega al 30% su devaluación en tres años, cosa que con una marca más extendida como Renault o Seat estamos hablando de más del 50%.

{gallery}Prueba a Fondo del A6 Avant 3.0 TDI 204 Quattro S tronic{/gallery}

El equipamiento hoy en día no es distintivo de nada, ya que hasta el coche más vulgar puede llevar faros de xenon, climatizador o el techo de cristal, pero en cambio la calidad de estos componentes y sobretodo la calidad de los materiales empleados en un coche como el A6 distan mucho de los empleados por un familiar de una marca generalista y hay temas como la insonorización y la calidad acústica que les sitúan en otro nivel. Para muestra un botón, en este caso tuvimos la mala suerte de pinchar y por tanto de tener que cambiar el neumático, y por extensión vimos la excelente terminación de una parte del coche que no le prestamos mucha atención, como son los pasos de rueda, allí nos fijamos que estaba todo cubierto de material aislante, que a la postre sirve para que el ruido de rodadura no se filtre al interior en firmes en mal estado o a alta velocidad y es que un decibelio de menos es calidad de vida para los ocupantes del vehiculo.

Volviendo al protagonista de la prueba diremos que el A6 es uno de los vehículos que ha evolucionado con el mercado, creciendo en longitud y anchura, mejorando en casi todos los aspectos y manteniéndose en el top de los familiares.

Con una imagen de marca de la casa y una gama de motores muy ámplia el A6 es sin duda nuestro preferido entre los modelos de su segmento.

Motor

Un coche como este se merece un propulsor fino y silencioso pero a la par potente y económico. Nosotros ya habíamos probado este V6 diesel de 204 caballos a bordo de un A4 sedan y nos gustó mucho su dulzura y respuesta, ahora en el A6 nos hemos acabado de convencer, no suena, corre y además gasta lo justo, en nuestro caso una media de 6,1 litros a los 100 kilómetros, nada mal no??

Este 3 litros turbodiesel de inyección directa por Common Rail ofrece unas buenas prestaciones con punta de 230 km/h y necesitando 7,2 segundos en pasar de 0 a 100 km/h.

El cambio automático S-Tronic es una delicia, pasa totalmente inadvertido, no te enteras cuando reduce de marcha ni cuando sube una, hace su trabajo con total diligencia, sea el tipo de vía que sea y le pidamos lo que le pidamos.

La tracción Quattro es el mayor aliado para la seguridad de momento, por encima de controles de tracción o estabilidad, el coche se torna muy neutro en sus reacciones y curvea como si tuviera medio metro menos (recordemos que mide 4,92 m). En el momento en que el firme está resvaladizo por la lluvia, humedad o nieve/hielo, es un seguro de vida.

Interior

Bienvenido al lujo, a la calidad en su más alto nivel, al confort de la mejor chaise longe, es un ejemplo que lo que hay que hacer para que uno se encuentre como en casa conduciendo un coche.

Las plazas delanteras son sensacionales, grandes, con unos ámplios reglajes, recogen bien nuestra espalda y en viajes largos nos garantizan un confort elevado.

El salpicadero tiene un diseño típicamente Audi, atractivo pero sin estridencias, muy sencillo de interactuar y con una calidad sobresaliente. El cuadro de relojes muy clásico ofrece gran cantidad de información y es de fácil lectura. El ordenador de a bordo es el mejor del mercado, simple de uso y con información muy completa.

Las plazas traseras son dignas de un rey, cómodas ámplias y con un buen acceso, hay espacio para tres adultos holgados.

El maletero con 565 litros es de los mejores del mercado, sobretodo porqué aún lo podemos ampliar por encima de la bandeja enrollable o plegando el asiento trasero.

Comportamiento

El A6 lo hace todo fácil, en autopista es como un tren de alta velocidad, silencioso estable y que no da sensación de velocidad, es perfecto para viajar.

En carretera, aunque sea muy virada es fácil de conducir y permite un ritmo muy elevado, siempre que el firme esté en buenas condiciones, de lo contrario la suspensión con poco recorrido golpea en nuestra espalda al pasar por las irregularidades del camino.

En ciudad es un coche inmenso cuesta callejear y aún más estacionar, y eso que con la cámara trasera tenemos una gran ayuda.

Valoración Final

Pagar 54.000 euros por este modelo es una cifra respetable, la verdad es que lo vale pero sin duda es un filtro más de la exclusividad, además sus competidores directos son algo más caros a igualdad de equipamiento y sus extras también pican más. Si os entra por presupuesto no lo dudéis, este A6 es una auténtica maravilla, es de los coches que nos ponen una sonrisa en la cara al conducirlos.

 

  • Audi
  • A6
  • Avant
  • Familiar
  • Quattro
  • AWD
  • 4wd
  • 4×4
  • Prueba
  • Test